Tribuna abierta

Ataque sin cuartel a la pobreza

16.10.2016 | 03:56
Ataque sin cuartel a la pobreza

La pobreza no se mide solamente por la insuficiencia de ingresos; se manifiesta en el acceso restringido a la salud, la educación y otros servicios esenciales?". La cita pertenece al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y encabeza el sitio web de la ONU dedicado al Día Internacional contra la Pobreza, que se celebrará mañana, lunes. Este año, el tema elegido para la conmemoración es De la humillación y la exclusión a la participación.

Efectivamente, la pobreza no viene determinada por un solo factor, sino que es el resultado de un conjunto de ellos que, normalmente, coinciden en el tiempo. Los ayuntamientos, como administraciones más cercanas a los ciudadanos, sabemos mucho de esta realidad que se ha intensificado extraordinariamente a causa de la crisis económica.

Y a pesar de la positiva tendencia de los datos macroeconómicos en los dos últimos años, todavía persiste en las ciudades una bolsa de pobreza que no podemos ni debemos desatender. Es más, para el Ayuntamiento de Santa Cruz la protección de los sectores más vulnerables del municipio ha sido una prioridad absoluta y lo seguirá siendo en el futuro. Se trata de una responsabilidad ineludible que nace de nuestra condición de gestores de recursos públicos, es cierto, pero que también constituye un compromiso moral y cívico.

Santa Cruz dispone, en ese sentido, de unos los catálogos de servicios más amplios de todos los ayuntamientos españoles. Precisamente porque la pobreza tiene muchas caras, hemos atacado el problema desde diversos flancos. Por ejemplo, en materia de Atención Social este año hemos incrementado las partidas económicas y los servicios que prestamos a los ciudadanos con respecto a años precedentes. Entre ellas, se encuentran las denominadas Prestaciones Económicas de Asistencia Social (PEAS), para las que destinamos 5,2 millones de euros, un 8,7 por ciento más que en 2015; o los 3,7 millones del Servicio de Atención Domiciliaria; o los 2,7 millones de euros destinados a convenios para la generación de empleo en colectivos con especiales dificultades de inserción laboral. Y más allá de la aportación económica, aunque también es importante porque asciende a 2 millones de euros, hemos liderado una mesa interadministrativa para dar respuesta integral a la situación de las personas sin hogar de la ciudad. Con todas esas políticas tratamos de levantar muros contra la exclusión social o, lo que es lo mismo, de garantizar el acceso de los ciudadanos a servicios esenciales y de consagrar la igualdad de oportunidades entre todos ellos. Con un objetivo último: que no solo sean perceptores pasivos de recursos municipales, sino que puedan ser protagonistas de la vida de la ciudad; es decir, que pasen de la exclusión a la participación, en sintonía precisamente con el lema elegido por la ONU.

La igualdad de oportunidades habrá de garantizarse también a través del empleo. Y aun considerando que hoy en día el trabajo no es garantía para alejarse totalmente de la pobreza, puesto que en muchas ocasiones tiene carácter precario, debemos crear las condiciones adecuadas para que se genere riqueza económica y empleo en el municipio.

Así, el Ayuntamiento ha incrementado este año la inversión directa, lo que permite la realización de un número importante de obras, con el consiguiente efecto en el empleo. Y de manera indirecta, seguimos promoviendo iniciativas para dinamizar la vida económica en sectores tan importantes como el turismo, el comercio y la restauración y estamos implementando medidas para eliminar trabas burocráticas a aquellos que desean emprender.

Queremos una ciudad viva y dinámica que sea el reflejo de una ciudadanía viva y dinámica. Con la participación de todos, con la ayuda de todos. Sin exclusiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine