Tribuna abierta

Ganar para Las Chumberas

09.10.2016 | 02:32

La batalla por la rehabilitación y reposición de las viviendas del polígono de Las Chumberas la han librado y ganado, en primer lugar, la propia gente del barrio, las familias de los afectados y sus vecinos, las organizaciones vecinales y todos los que durante años han mantenido una lucha sin cuartel por su derecho a una vivienda digna. Una vivienda digna no es únicamente un techo bajo el que refugiarse, sino un espacio dotado de unas condiciones y servicios que permitan el desarrollo de una vida digna. Las administraciones públicas (y en primer lugar, permítanme la obviedad, el Ayuntamiento de La Laguna) han recogido esta demanda, se han solidarizado con ella y se han puesto a disposición de los vecinos para superar una situación que afectaba directamente (y todavía afecta) a su vida cotidiana, a su seguridad y a su bienestar. El Ayuntamiento de La Laguna se unió a esta lucha desde el primer minuto, en el año 2009, y seguirá apoyándola y contribuyendo a superarla, con toda su capacidad política y administrativa, hasta que todos los vecinos -los de las 675 viviendas afectadas- se encuentren satisfechos.

Después de un largo periodo de contactos y promesas incumplidas se materializó finalmente la colaboración entre las administraciones públicas, imprescindibles para encarar y solucionar situaciones tan complejas y delicadas como esa. Esa patología constructiva, la aluminosis, afectó a numerosos inmuebles construidos en los años cincuenta, sesenta y principios de los setenta del siglo pasado, y en muchos puntos de España ha causado graves perjuicios hasta obligar a menudo al desalojo de los habitantes, pero debe reconocerse que en el caso de Las Chumberas la reacción fue inicialmente muy lenta, y no precisamente por culpa de las administraciones locales. Sin duda hay que felicitarse por la intensa y cabal colaboración entre administraciones públicas y la sensibilidad recuperada por el Ministerio de Fomento. Pero no puedo por menos que pensar que una representación más amplia en las Cortes del nacionalismo que representa CC, un nacionalismo que solo obedece a los intereses de los canarios, hubiera posibilitado que la demanda de un convenio de inversión para la rehabilitación de La Chumberas hubiera sido satisfecha mucho antes y quizás todavía en mejores condiciones financieras. Creo que los nacionalistas nunca insistiremos lo suficiente en que CC ha sido la fuerza que, con errores y equivocaciones, ha impulsado un proceso de modernización de la sociedad desde mediados de los años noventa, y que en las relaciones entre Canarias y las autoridades del Estado solo un nacionalismo moderno, progresista e integrador supone una garantía para defender con eficacia los derechos y las ambiciones de los canarios. En Las Chumberas y en el resto de Tenerife y de Canarias.

En el segundo semestre de 2017 comenzará la segunda parte de la primera fase del convenio de rehabilitación y reposición de viviendas en el polígono de Las Chumberas, que comenzará con las demolición de 160 viviendas, que serán sustituidas por 188 viviendas nuevas, en un periodo de entre 20 y 24 meses. Unos 25 millones de euros para solucionar los problemas de vivienda y habitabilidad de unos 3.000 vecinos y de los cuales el Ministerio de Fomento correrá con un 50% del total invertido Aunque el camino que queda todavía es largo está perfectamente señalado y el Ayuntamiento de La Laguna lo transitará de la mano de los vecinos hasta que Las Chumberas sea no solamente un ejemplo de civismo y compromiso vecinal como lo es ahora, sino un ejemplo, también, de un barrio bien construido y racionalmente dotado de espacios y servicios públicos. Ese es nuestro compromiso y lo vamos a cumplir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine