Sol y sombra

Ferrante ya no es ficción

09.10.2016 | 02:32
Ferrante ya no es ficción

Un periodista ha desvelado la identidad de la escritora que se escondía bajo el seudónimo de Elena Ferrante y, por este motivo, se han levantado tormentas de declaraciones en defensa de la intimidad de las personas. El secreto y las ganas de desentrañarlo se habían convertido en el mayor reclamo literario de una obra que ha llegado a compararse con la de ilustres novelistas italianas de otro tiempo. Ferrante, o lo que es igual Anita Raja, traductora de la misma editorial de sus novelas, empezó a publicar en los años noventa, pero no fue hasta La amiga estupenda, la primera entrega de su tetralogía de éxito, cuando su nombre irrumpió en el escenario internacional. Desde entonces el debate sobre la personalidad oculta no ha dejado de planear arrojando sospechas de todo tipo: los más de dos millones de libros vendidos han servido de acicate. El misterio es un magnífico gancho en la ficción. Claudio Gatti, el reportero, que levantó la liebre en Il Sole 24 Ore, Frankfurter Allgemeine Zeitung y The New York Review of Books, llegó a la conclusión de que Ferrante era Raja siguiendo el rastro del dinero por medio de una filtración de las cuentas de la escritora que tiene como punto de fuga la propia editorial. Los altos ingresos y las compras de inmuebles en Roma y la Toscana indicaban que el tren de vida no era el de una traductora. Muchos han considerado la vía utilizada por el periodista como una intromisión intolerable en la vida de Anita Raja. Erri De Luca, otro escritor, animó irónicamente al periodismo de investigación a utilizar ese mismo método para dar con los evasores de impuestos, una identidad secreta que causa mayor inquietud, desde luego, que la de Ferrante. Destapado el secreto, la editorial se esfuerza por transmitir que lo importante es lo que escribe la autora de mayor éxito en Italia, no quién es y lo que gana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine