Tribuna abierta

Cristofer Clemente

03.10.2016 | 01:43
Cristofer Clemente

En pocas semanas cumplirá 31 años y se define como un chico sencillo. Así lo pone en su blog, pero la verdad es que Cristofer Clemente, nacido el 15 de octubre en San Sebastián de La Gomera, es mucho más. Es ejemplo de constancia y superación. Constituye, sin duda, un ejemplo a seguir.

No se trata de que de repente nos volvamos todos deportistas de alta competición y alcancemos repetidos éxitos, pero sí de que nos apliquemos a aquello que nos guste y hayamos elegido hacer con la misma tenacidad y empeño que ha demostrado este joven gomero al que, hasta hace relativamente poco, no conocían más que su familia y amigos.

Hoy su nombre suena en toda Canarias y ha trascendido las fronteras de la región. Incluso se ha elevado por encima de los límites del país, pues es ya, y desde el pasado fin de semana, campeón del mundo de skyrunning.

Curiosamente su trayectoria deportiva ha transcurrido de manera muy similar a la carrera que lo llevó a la cima. Aunque terminó en tercera posición en la Ultra Pirineu, según relataron los medios de comunicación, rodó durante muchos kilómetros sin destacar, hasta que inició una remontada que lo llevó a sumar puntos necesarios para obtener el gran éxito mundial.

Cuando comenzó pasaba lo mismo. Apenas llamaba la atención. Era un muchacho más bien gordito. Según ha declarado él mismo, pesaba 87 kilos cuando empezamos a verlo correr por el Parque de la Torre del Conde y las calles de la Capital insular.

Había terminado estudios de hostelería y restauración, y trabajaba en el restaurante de sus padres, donde los clientes llegaron a sorprenderse por su bajada de peso. Lo que estaba sucediendo, sin embargo, iba más allá. Fue en ese momento cuando comenzó el despegue.

Siempre según su biografía, corrió por primera vez en una competición, la Media Maratón de Las Galletas, en el año 2010 y culminó la prueba con un tiempo de 1 hora y 22 minutos, siendo el mejor corredor de su isla. Su potencial se hizo evidente y comenzaron a llover los éxitos, pero se aburrió del asfalto, así que optó por la carrera de montaña, que se convirtió en otro gran reto. Desconocía el terreno, pero tenía un gran aliado: su isla natal, un territorio abrupto, que los hombres y las mujeres han labrado con mucho sacrificio, aprendiendo a convivir en armonía con la naturaleza.

La Gomera ofrece todo lo necesario para el desarrollo de nuevas prácticas deportivas, la búsqueda de nuevas experiencias y nuevos retos, que pueden ayudar a potenciar nuestras zonas rurales e incrementar la sensibilización hacia la necesidad de conservar nuestro rico entorno.

La Isla es un magnífico escenario para la práctica de deportes en la naturaleza, y es más que probable que nuestras privilegiadas y singulares condiciones orográficas, además de la enseñanza de sus padres y abuelos, hayan ayudado a Cristofer Clemente.

En 2015 decidió participar en el circuito más importante del mundo de carreras por montaña, el Skyrunner World Series. Comenzó la temporada en Hong Kong y corrió por los fiordos noruegos o Estados Unidos, para acabar con el triunfo de la Vulcano Ultra Trail en Chile.

El broche de hora llegó este año, hace escasos días, con el referido reconocimiento mundial, y es que han sido muchos los peldaños escalados en muy pocos años. Cristofer Clemente se ha convertido, de todas todas, en un gran embajador de La Gomera y de toda Canarias, un deportista de élite que nos enseña que con trabajo y dedicación se pueden conseguir todos los objetivos. ¡Muchas felicidades y muchas gracias!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine