Editorial

Una terminal que abre la Isla al mundo

25.09.2016 | 05:00

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, siempre ha considerado prioritario e indispensable que el municipio se erija en uno de los ejes turísticos de la Isla, y por ello hace unos meses presentó un ambicioso proyecto denominado Plan Director de Turismo, que supone mayores inversiones en esta materia.

El municipio inició así su apuesta por la potenciación del factor marítimo, desde los cruceros que visitan Santa Cruz hasta la mejora de las playas y del litoral, junto a las actividades náuticas. El segundo eje del plan se fija en la gastronomía, el ocio, el comercio, la cultura y el Carnaval, además del desarrollo de actividades al aire libre, los parques, jardines, terrazas, plazas y zonas peatonales, junto con el valor del macizo de Anaga. El último eje se centra en el valor de la calidad de vida, aunque sigue siendo hoy en día la asignatura pendiente especialmente en cuanto a tráfico, accesibilidad y limpieza se refiere.

El deseo del equipo de gobierno de la capital tinerfeña se empezó a hacer realidad esta misma semana con el estreno de la terminal de cruceros, un vanguardista edificio que se alza en la zona de atraque de los grandes buques, que el año pasado propiciaron más de 300 escalas y un movimiento de 644.000 cruceristas. Estas cifras se incrementarán sin duda los próximos meses gracias al papel que jugará la nueva construcción, que otorga a nuestro Puerto capacidad para atender hasta a diez mil visitantes. El edificio, que estará operativo en un mes, tiene una superficie de 9.000 metros cuadrados y asume las funciones de chequeo, control, espera de pasajeros y distribución de maletas y locales, además de áreas de aparcamiento para guaguas, taxis y una zona de logística y aprovisionamiento.

Con esta nueva infraestructura, que ha supuesto una inversión de diez millones de euros, la Autoridad Portuaria aspira a que la instalación capitalina se convierta en puerto base para numerosos cruceros, lo que contribuirá de manera fundamental a la economía y riqueza local. A diferencia de los cruceros en tránsito, los de puerto base utilizan la instalación como entrada y salida del viaje. Esto significa que todo aquel turista que quiera disfrutar de un determinado crucero debe viajar hasta el municipio chicharrero para subirse al barco y regresar a él para volar a su lugar de origen, lo que supone, además, que muchos visitantes aprovechen para permanecer en la Isla durante varios días. Según los estudios, los pasajeros en base gastarían en los destinos de los puertos de embarque un 30% más que los viajeros en tránsito, con una media de 81 euros.

La presentación oficial de la terminal se produjo en el marco de la celebración de la Seatrade Cruise Med, la feria del sector más importante de Europa y una de las principales del mundo, que ha reunido en el Recinto Ferial de la capital, donde se instalaron 500 expositores, a 2.500 asistentes, profesionales del sector de 73 países, 23 autoridades portuarias nacionales y una amplia representación de las internacionales, y más de un centenar de directores de las principales navieras de crucero. Durante este evento se dieron a conocer las líneas maestras del futuro inmediato de un sector que ofrece los fundamentos necesarios para seguir creciendo durante los próximos años.

El director general de Seatrade explicó que se escogió a la capital chicharrera para celebrar el encuentro no solo por el trabajo realizado por la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife durante tres años, por su excelente situación geográfica, por sus infraestructuras y por la importancia que tiene el Archipiélago en el mundo de los cruceros, sino también porque este Puerto se dio cuenta "del crecimiento sin precedentes que está teniendo este sector con la construcción de 60 nuevos barcos en los que se están invirtiendo 46.000 millones de dólares, lo que puede traer grandes beneficios a la capital tinerfeña".

En definitiva, el Puerto de Santa Cruz presenta un gran potencial para convertirse en instalación base de importantes compañías, lo que significará una incalculable contribución a la economía local. Solo resta asumir las palabras del presidente de Puertos del Estado, José Llorca, quien instó a las autoridades a "echar imaginación" para mejorar la oferta turística terrestre a los cruceristas, "porque las excursiones en tierra son la mayor fuente de ingresos de las navieras y determinantes para que decidan las escalas de sus barcos".

En todo caso, Santa Cruz de Tenerife ya ha abierto las puertas de la ciudad, de la Isla y del Archipiélago al resto del mundo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine