La Opinión de Tenerife
Editorial

Tenerife se une en defensa del Anillo Insular

18.09.2016 | 04:37

El cierre del Anillo Insular entre Santiago del Teide y El Tanque ha quedado en el aire al estar incluido en el convenio de carreteras firmado entre la Comunidad Autónoma y el Gobierno central. El recorte de fondos de esta última administración ha dilatado el proyecto, que debía estar ya finalizado, y aún no se ha señalado fecha para culminar la infraestructura. Todo ello a pesar de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha prometido al presidente canario, Fernando Clavijo, que el cierre prematuro de los presupuestos estatales no afectará al Archipiélago.

Aunque el Cabildo de Tenerife había incluido este proyecto en su Marco Estratégico de Desarrollo Insular (MEDI) y había solicitado al Ejecutivo autónomo el consentimiento para licitar y ejecutar la obra, finalmente la Consejería de Obras Públicas ha rechazado esta solución al tratarse de una vía de interés regional y estar bajo su competencia.

Conocido este escenario, el Cabildo y los 31 ayuntamientos de la Isla -con alcaldes de todos los signos políticos- acordaron por unanimidad esta semana solicitar al departamento autonómico que dirige la socialista Ornella Chacón que incluya esta obra en el listado de proyectos a cofinanciar por el Fondo de Desarrollo de Canarias -constituido con los recursos del extinto Impuesto General de Tráfico de Empresas-, algo que aún no han logrado, y exigieron que se lleve a cabo en un periodo de cinco años, marcando su inicio en 2017, como así lo había planificado el Cabildo.

La negativa de la Consejería de Obras Públicas a dejar en manos del Cabildo el cierre del Anillo ha sido interpretado por el presidente insular, Carlos Alonso (CC), como un incumplimiento del pacto sellado con los socialistas. En efecto, el Pacto por Tenerife, que fue rubricado también por el Partido Popular, incluía, entre otras cuestiones, la ejecución de la obra del Anillo. Pero este incumplimiento no es el más grave, teniendo en cuenta las dificultades presupuestarias consecuencia de la inestabilidad política. Lo realmente inexplicable es la negativa de Chacón a las numerosas alternativas planteadas por las instituciones tinerfeñas para salvar la situación, entre ellas la cofinanciación de 200 millones en recursos propios de la Institución insular más otros 100 con cargo al Fondo de Desarrollo.

Esta negativa, según el nacionalista Carlos Alonso, tiene un fondo político, pero incluso el socialista Aurelio Abreu, vicepresidente del Cabildo, del mismo partido que la responsable autonómica, ha salido en defensa de los intereses de la Isla: "El Cabildo está capacitado financiera y técnicamente debido al trabajo realizado en los últimos años para realizar este proyecto y acometer la obra con recursos propios es la solución más rápida y la mejor fórmula para que el Gobierno pueda liberar esos fondos para otras partidas como sanidad, ante los problemas presupuestarios que padece". Más claro no puede ser.

Es difícil de entender que la Consejería se niegue a que el Cabildo se encargue de este proyecto, máxime en un panorama de incertidumbre como el que se padece en estos momentos, marcado por el cierre del ejercicio presupuestario, la incertidumbre ante la aprobación de los presupuestos del Estado y las limitaciones que supone tener un Gobierno en Madrid en funciones. Ante todo este panorama, la presión financiera del Gobierno de Canarias es enorme y la propuesta efectuada por el Cabildo de acometer el cierre del Anillo permitiría liberar de esa carga al Ejecutivo de Canarias para destinarlo a otras prioridades.

Las instituciones tinerfeñas deben permanecer unidas para exigir a la Consejería de Obras Públicas un acuerdo. Los pactos están para cumplirlos y la obra del Anillo, además, es fundamental para el desarrollo futuro de la Isla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine