01 de septiembre de 2016
01.09.2016
La columna del lector

¡Naciones de Europa, uníos!

01.09.2016 | 04:48

Los tinerfeños, todos los canarios, tienen la palabra. la opinión de tenerife pone a su disposición La columna del lector, una sección para resaltar por su interés y oportunidad la opinión de un lector entre las decenas de cartas recibidas a diario.

Decía John Quincy Adams, 6º presidente de los EEUU: "Hay dos maneras de someter y esclavizar a una nación, una es la espada, la otra es la deuda". Han pasado dos siglos desde que se pronunció esta frase y podemos confirmar lo siguiente. Los neofeudales globales decidieron hace generaciones conquistar nación tras nación con deuda. Y han vencido, gracias a los bancos centrales y a los medios de comunicación. Su victoria es total, y las masas de borregos siguen votando y profundizando en el horror.

No nos queda más que organizar una resistencia intelectual. Pero la resistencia intelectual es siempre el germen de cualquier revolución. "Levántate y piensa", es lo más revolucionario que se ha dicho jamás.Por primera vez en la Historia de la humanidad Tenemos tecnología que nos permite zafarnos de las garras del dinero deuda y comenzar a crear un nuevo paradigma en la economía que acabe, ya por fin, con los últimos coletazos del sistema capitalista hoy caduco e ineficiente. Sólo hay que levantarse, verlo y pasar a la acción.

La decadencia de Europa en todos los órdenes es más que evidente, por eso es necesario que de las cenizas de la corrupción moral de los Estados de partidos europeos surjan nuevos liderazgos que sean capaces de superar las viejas divisiones ideológicas para sentar las bases de un nuevo paradigma tecnológico y económico que ya ha comenzado a andar sin preguntarnos.

La libertad económica solo puede realizarse si conquistamos previamente la libertad política. Para ello es necesario superar los corsés que nos imponen, casi siempre en contra del interés de la mayoría, los viejos partidos políticos nacidos en la Revolución Francesa y hoy ya en avanzado estado de putrefacción. Ellos, y no otros, son los principales enemigos de la libertad. Partidos que, hoy más que nunca, sirven ciegamente a una oligarquía financiera superada por los acontecimientos y sin respuestas para los nuevos retos que se presentan. Estamos al borde del precipicio... y ahí nos arrastrarán si no hacemos algo y tomamos la iniciativa como Naciones Unidas Europeas.

La revolución digital permite y convoca a todas las naciones de Europa para que se levanten contra la tiranía del dinero deuda; debemos finiquitar de una vez por todas a quien ya no puede darnos ni un gramo de bienestar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine