31 de agosto de 2016
31.08.2016
La columna del lector

Colombia

31.08.2016 | 07:04

Los tinerfeños, todos los canarios, tienen la palabra. la opinión de tenerife pone a su disposición La columna del lector, una sección para resaltar por su interés y oportunidad la opinión de un lector entre las decenas de cartas recibidas a diario.

Las dos guerras mundiales duraron diez años, en dos periodos de cuatro y seis años respectivamente. Al final de la segunda guerra mundial, año 1945, se consiguió una paz internacional duradera.

La guerra de un sólo país, Colombia, ha durado cinco veces más que las dos guerras mundiales. La respuesta a las tres guerras es abominable y moralmente condenable.

Las guerras tienen la tinta de la sangre humana, por eso no tendrían que existir, pero aquí las tenemos. Las guerras son locuras de género colectivo humano, que una vez entran en acción se barren a sí mismas. Desde la perspectiva del dominio, que consiste en hacerse poderoso, se fabrican en la posmodernidad guerras a la carta, por ejemplo la de Irak.

Colombia, empezó su lucha como un movimiento guerrillero, guerra de guerrillas, que se alzaron en armas contra el poder de la dictadura militar. Con el paso de los años, la guerrilla pasó a ser un todopoderoso ejército. Y con el tiempo también se cuestionó las actividades, a las que se dedicaban los guerrilleros; contrabando, extorsión, secuestros... Pero por fin, toda esa pesadilla que ha durado más de 50 años ha terminado. Queda, eso sí, una tarea de reconstrucción social que llevará años a los colombianos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine