Tribuna abierta

¿Estudias o compites?

23.08.2016 | 01:51
¿Estudias o compites?

Hace unos años nadie en España sabía lo que era la NCAA. En cambio, de un tiempo a esta parte se oye con frecuencia, incluso durante los Juegos Olímpicos. Por si alguien todavía no está puesto en el tema, es el sistema universitario-deportivo estadounidense, National Collegiate Athletic Association (Asociación Nacional de Deportistas Universitarios). Lo que llamaríamos la liga universitaria americana, dividida en 24 deportes y varias competiciones, conferencias regionales y campeonatos nacionales, donde compiten universitarios matriculados en el sistema estadounidense, sin importar su nacionalidad.

Según este organismo, los deportistas deben ser amateurs y solo pueden recibir una beca de estudios (los mejores) y lo indispensable para vivir a cambio de competir para la universidad que les apadrina. Los deportistas no pueden firmar contratos comerciales. Eso sí, en estas universidades tratan a sus student-athletes (así se les llama) a cuerpo de rey, con todos los gastos de viajes a competiciones pagados, así como material deportivo y unas instalaciones de ensueño con todas las facilidades y servicios médicos y su disposición para entrenarse.

En cuanto al tema académico hay una serie de reglas. Deben aprobar un mínimo de créditos al semestre para poder competir, o serán excluidos del equipo. De ahí que los entrenadores tengan acceso a las calificaciones durante el curso y si estas bajan peligrosamente te obligan a asistir a clases de apoyo (Study Hall) para remontarlas.

Todo deportista de EEUU que se precie pasa por la universidad para poder desarrollar sus carreras atléticas y una vez graduado intentar ser profesional, o por lo menos salir preparado de cara al ámbito laboral.

Son escasísimos los casos de atletas americanos que no asistieron a la universidad, como el velocista Maurice Green. Por otro lado hay atletas que saltan al profesionalismo antes de tiempo, pero siguen estudiando hasta acabar la carrera por su cuenta, como el reciente medallista de plata en Río en 3.000 metros obstáculos, Evan Jager, que selló su firma con Nike, o Allyson Felix, plata en los 400 metros lisos en los JJ.OO., que firmó un suculento contrato con Adidas.

En los Juegos Olímpicos de Río hay muchos atletas que están o han estado en la NCAA, en cada final se pueden ver varios casos, no solo americanos, también europeos, africanos, oceánicos... Por el momento ya van 12 campeones olímpicos en Río fruto de la NCAA de las 32 finales disputadas en atletismo hasta el jueves.

En cuanto a casos españoles tenemos a la sensación del momento, el velocista Bruno Hortelano, que estudió Ingeniería Biológica en la Universidad Cornell de Nueva York. Y el decatleta Pau Tonnesen, nacido, criado y estudiando en la Universidad de Arizona, de madre española.

Hace unos años eran casos aislados los atletas españoles que cruzaban el charco para embarcarse en esta aventura. Hoy en día, puede que debido a los recortes en ayudas deportivas en España, ha habido un éxodo masivo a tierras americanas. Hay unos 50 atletas españoles enrolados en diversas universidades yankies.

Como dato curioso, en estos Juegos Olímpicos de Río 2016 la universidad americana con más representantes es University of South California de Los Angeles (USC) con 44 deportistas. Luego representan a la Universidad de California-Berkeley 41. Stanford, en Palo Alto (California) tiene a 39 deportistas. University of Florida (Gainesville) con 31 y en quinta posición está University of California Los Angeles (UCLA) con 29 olímpicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine