Cantina ilegal

La agenda canaria

14.08.2016 | 02:58
La agenda canaria

Cualquiera que llegue en estos días a Santa Cruz pensará que ha caído una bomba atómica o que, por algún tipo de alarma, se ha procedido a desalojar la ciudad. No se ve un alma por las calles. Entre eso, y que no puedo ofrecer a mis clientes las exquisitas garbanzas de mi madre porque tengo a la viejita de vacaciones, en mi cantina no entra ni Dios. Menos mal que anoche estuvo aquí mi compadre Emeterio, el hermano de Ambrosio, con quien estuve de conversa hasta las tantas a cuenta de las negociaciones para formar gobierno en España, del supuesto apoyo de Coalición Canaria y de lo que han venido a denominar la "agenda canaria".

Estuvimos comentando el malestar que ha generado en Coalición Canaria la ausencia de respuesta de Rajoy a las reivindicaciones canarias que le han sido trasladadas en aras de un hipotético apoyo a la investidura del gallego. Parece ser que poco interés despierta en el Partido Popular temas de tanto calado como el anclaje del REF en la Constitución, el plan de carreteras, la gestión de puertos y aeropuertos o la reforma del Estatuto de Autonomía. Conociendo cómo se las gasta el registrador popular, quizás despertaría más interés en él, y en su partido, el que en nuestra agenda incluyésemos la fecha de los carnavales de Tenerife, la receta de las papas arrugadas con mojo picón, el precio de las entradas del Loro Parque o un ejemplar del último disco de Pepe Benavente. Igual de esa forma logramos que se interese un poco por nuestras inquietudes y se avenga a negociar aquellos otros temas que le ha trasladado Ani Oramas y que al parecer son tan poco importantes.

Y es que Rajoy, probablemente el presidente de toda la historia de la democracia española que mejor se desenvuelve hablando, tiene un don especial para desquiciar a todo el mundo; desde el Rey Felipe, a quien no ha sido capaz de dejarle claro si habrá sesión de investidura o no, hasta a Ani Oramas, pasando por Ciudadanos y el propio Albert Rivera, quienes no entienden la pachorra que tiene el caballero de la Moncloa. No se si la vasca o la catalana tendrán mejor suerte; el caso es que mal, muy mal, pintan las cosas para que se tome en serio nuestra agenda canaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine