La columna del lector

Un yacimiento bajo un campo de trigo

12.08.2016 | 03:32

Los tinerfeños, todos los canarios, tienen la palabra. la opinión de tenerife pone a su disposición La columna del lector, una sección para resaltar por su interés y oportunidad la opinión de un lector entre las decenas de cartas recibidas a diario.

Tartesios, fenicios y romanos son ancestros cuyos asentamientos por toda la Península Ibérica han ido dejando vestigios de lo que ahora somos. Asta Regia es uno de ellos, cuya ubicación en territorio andaluz se extiende en el tiempo hasta la llegada por último de los musulmanes. Tales pobladores ocuparon un extenso territorio en lo que hoy son campos de labranza y según tenemos noticia, a muy corta distancia de Jerez de la Frontera. Sería Andalucía especialmente donde los romanos y musulmanes tuvieron un protagonismo importante a tener en cuenta. Alicante fue nombrada por los romanos como Luccentum, el equivalente a ciudad de la luz. Hasta aquí, versiones de la historia según la pluma de quien la cuente siempre, a través de un hilo conductor, lo cual hace que no nos desviemos de donde venimos.

Queremos ver cuanto antes estos vestigios del pasado a plena luz del día, sin los cuales -y ahí entraría el no hay dinero para eso- seguiríamos bajando peldaños si solo nos conformamos con la información, no formación, exacerbada, la cual nos mantiene fuera de sí. Mientras la gran riqueza del subsuelo no salga a la superficie, burdas imitaciones de aquellas -complejos vacacionales, rotondas de cartón piedra, a cual más soez y desafortunada- seguirán inundando nuestra vasta y milenaria geografía, mientras el verdadero tesoro cuyo legado nos dejaron aquellas culturas antes que la nuestra... nos falta pues vocabulario. ¿No somos acaso comparados con nuestro entorno, uno de los países con más riqueza monumental, lo cual debería acrecentar nuestra autoestima? ¿Lo mismo que a la par -y ya en la cosas de comer- aliviar las listas del paro mediante, algo tan grandioso? Andalucía se merece sacar a la luz todo lo que aún permanece oculto y por extensión, trabajo para su gente y, para los que nos visitan, un broche más en esta vasta cultura que conforman por igual todos los pueblos de España. Un poco de sosiego, señores, ya que en el modelo productivo tiene la cultura un nivel primordial... y si no, hagamos la prueba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine