Tribuna abierta

La difícil gobernanza de España

17.07.2016 | 05:29

S e van acortando las fechas rápidamente y el Presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, ganador de las últimas elecciones generales, se apresura a entrevistarse abiertamente con todos los grupos políticos presentes en el Parlamento español, con excepción únicamente de Bildu, el partido de la ETA ilegalizado por el Tribunal Constitucional y que todavía no se ha disuelto ni colaborado con la Justicia, ni entregado su arsenal de armas, continuando su actividad amenazante y coactiva en ocasiones.

Todos los partidos, hasta hoy, con los que ha tenido contacto directo el presidente Rajoy ponen objeciones marcando supuestas distancias e inclinándose por el voto negativo a la investidura en primera votación, aunque alguno deja la puerta abierta a posibles pactos o en su caso abstenciones para que pueda ser investido y formar de una vez un Gobierno de amplia mayoría parlamentaria, aunque como he dicho, esta vez está dispuesto a gobernar solo o con apoyos puntales para las Leyes Orgánicas en que se exige mayoría absoluta de 176 diputados en primera votación, así como para la Investidura, bastando en segunda votación la mayoría relativa.

Parece que los políticos no están a la altura de las circunstancias que tanto denuncian, irreales muchas de ellas, contra el partido del gobierno cuando hablan de la corrupción generalizada del mismo, de la Ley de Contratación laboral y lo que denominan "contratos basuras", el incremento de la deuda pública y privada porcentualmente, la supuesta pérdida de derechos civiles y de los trabajadores, etc. etc. pretendiendo resaltar a todo trance la parte negativa, que la hay sin duda, pues todo Gobierno, por lo complejo que es, como cualquier persona, tiene pros y contras y viendo la paja en ojo ajeno sin embargo no ve la viga de todos esos males dentro de su propio partido, y me refiero especialmente al socialista (caso de los ERE de Andalucía).

Por cierto que el único partido que ha gobernado y con mayoría absoluta, alternando en el poder, ha sido éste que llegó a obtener con el "cambio" de Felipe González nada menos que 202 diputados en la Cámara baja que ha tenido la virtud de reducir su actual e ínclito presidente al mínimo histórico de 85 escasos diputados con los que pretende formar gobierno con el resto de toda la izquierda, inclusive el antisistema revolucionario y comunista de Podemos.

Creo que la oferta del presidente Rajoy es generosa en extremo pues le ofrece aceptar cinco puntos de su programa electoral, previo su estudio y tratamiento, inclusive "cogobernando", a lo que se niega rotundamente en contra del criterio de los prestigiosos barones de su partido que encabeza además la figura de Felipe González, Alfonso Guerra, Corcuera, etc. ¡Toda una "heroicidad"!

Hasta el momento que escribo estas líneas solo se ha entrevistado con CC, el representante del Partido Nacionalista Vasco, de la Esquerra Republicana de Cataluña y de Convergencia y Unió (con nuevo nombre). Yo espero y deseo en unión creo de la casi totalidad del pueblo español, y se ha votado en estas últimas elecciones con un porcentaje del 70% nada menos, que debe evitarse a toda costa por el prestigio de España y sus ciudadanos, unas terceras elecciones que algunos pretenden, y que por cierto los augures presagian que el Partido Popular obtendría mayoría absoluta o muy próxima, porque lo que quiere el pueblo de una vez por todas es que exista un Gobierno serio y responsable que gobierne eficazmente y en beneficio de todos los españoles. ¡Que así sea!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine