Artículos de historia

Sesenta años de una prueba deportiva

16.07.2016 | 02:16
Sesenta años de una prueba deportiva

C ada año, con la llegada del mes de julio, el municipio de Los Realejos se transforma en un pueblo que se orienta en torno a los cultos de la Santísima Virgen del Carmen. Julio es, sin lugar a dudas, el mes dedicado a rendir un gran homenaje que se extiende a través de diversas actividades en el ámbito religioso, cultural y deportivo que toman como punto central el Santuario de la Patrona del Valle y Alcaldesa Honoraria y Perpetua de la villa histórica, en el espacio de un recinto religioso que se levanta sobre el Convento de San Andrés y Santa Mónica, devorado por las llamas en el año 1952.

En tal contexto de devoción y fe, se sitúa el origen de diversas competiciones deportivas, siendo el año 1956 "un buen escaparate de muestra con la celebración de partidos de futbol, carrera a campo través y baloncesto. A esto se incluye el año siguiente [1957], la primera carrera ciclista, germen del reconocido Cinturón Ciclista El Carmen", según destaca el historiador del arte e investigador Manuel Jesús Hernández González en su contribución al estudio de las fiestas del Carmen de Los Realejos en la obra Vitis florígera. La Virgen del Carmen de Los Realejos. Emblema de fe, arte e historia. Se trata de un evento deportivo ampliamente tratado en la obra del periodista Agustín Arias Rodríguez bajo el título 50 años. Cinturón ciclista el Carmen. Entre sus páginas, podemos obtener un interesante análisis y recorrido del origen y la evolución de una competición que durante seis décadas ha supuesto un referente en el ámbito del ciclismo tinerfeño, destacando su autor que se trata de "la segunda prueba con más solera del panorama insular, sólo superada por la Vuelta Ciclista a la Isla de Tenerife", siendo Esteban González Quintero el vencedor de aquella primera edición de julio de 1957.

No cabe duda de que nombrar tal evento deportivo entre realejeros y aficionados al ciclismo nos sitúa ante innumerables anécdotas y personajes representativos. Una muestra de ello sería el nombre del ciclista local José Manuel González Espinosa, vencedor en los años 1973, 1974, 1975, 1979, 1980 y 1981. Su participación generaba año tras año una gran expectación, logrando obtener con gran esfuerzo y preparación toda una serie de victorias que convierten su nombre en una leyenda inalcanzable hasta la actualidad por otros ciclistas de tal competición. En esa misma línea, Agustín Arias Rodríguez recoge en su libro el triunfo desarrollado en diversas ocasiones por Toñín Salas González y Juan Francisco Guillama Expósito, anotando, además, las victorias de otros ciclistas en una o dos ocasiones.

Durante mucho tiempo, jóvenes y adultos se han preparado con gran motivación para participar durante hoy y mañana en una prueba deportiva modélica y única por su categoría y longevidad en nuestro panorama. Un evento que, cada año, congrega a un gran número de seguidores ante una competición que, de forma anual, ha dejado toda una serie de galardones, premios e historias en el recuerdo.

Sesenta años que son, en definitiva, testigo y reflejo del incansable trabajo desarrollado por múltiples instituciones y personas en pro del deporte del pedal, ofreciendo la imagen de una cita obligada en la que los protagonistas son los numerosos participantes del histórico Cinturón Ciclista El Carmen de Los Realejos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine