Crónicas de la Revo-ilusión

La narrativa de Ana Beltrán

14.07.2016 | 04:19
La narrativa de Ana Beltrán
La narrativa de Ana Beltrán

Con su última novela, Dime que no es verdad, la autora vuelve a sorprender con un febril arrebato de explosión narrativa. La conmovedora historia de Julia -la adolescente ingenua que se asoma con fuerza a un amor prohibido- es el paradigma de una sociedad encadenada por la ignorancia y el dominio paternalista de los caciques. Los sentimientos que el cura del pueblo pretende cercenar a golpe de sermón dan muestra de un tiempo oscuro y casi olvidado de nuestro pasado reciente. Ana Beltrán nos traslada a una época en blanco y negro, tan llena de carencias como de ilusión por sobrevivir a las penurias, revelándonos una historia basada en hechos reales, pues fue su propia abuela la que la hizo partícipe de los mismos. Esta polifacética artista pinta de colores el mundo de Julia, poniendo el foco en el alma de la protagonista.

Dime que no es verdad transcurre entre 1936 y 1965, por lo que parte de ella se desarrolla durante la Guerra Civil, el contexto histórico al comienzo de una novela contada a un ritmo cinematográfico. Las luces, cámara y acción son manejadas con maestría por la capacidad descriptiva de alguien que, por haber sido criada en ese entorno opresivo, conoció muy bien las enormes dificultades que afrontaban las mujeres para escapar a las normas establecidas. En el fondo, la protagonista representa una Canarias analfabeta, víctima de sus propios miedos y complejos, cuyos rasgos podemos encontrar aún hoy en día si nos detenemos a observar las costumbres que perviven en el medio rural.

Rica en diálogos y escenas palpitantes, propias del costumbrismo romántico, la novela despliega su trama a lo largo de 343 páginas, que nos retrotraen a pasiones humanas que nunca dejarán de estar de actualidad, pues a pesar del desarrollismo, el boom turístico y el aumento demográfico, las luchas más íntimas y desconocidas continúan librándose en nuestro interior. Si quieren conocer algo más sobre la naturaleza humana, disfruten de esta lectura pausada durante el verano. Aquella Canarias que le transmitieron a Ana Beltrán, y que en buena parte vivió, tiene mucho que enseñarnos.

rafadorta.blogspot.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine