A la contra

Les dio fiebre

13.07.2016 | 15:14

A estas horas, el consejero de Sanidad, Jesús Morera, lo tiene claro. No inaugura. Me refiero al Hospital del Sur. Según cuentan los medios convocados y desconvocados, las plataformas invitadas y luego desinvitadas (esta palabra seguro que no existe pero luce bonita), los responsables de las cosas de la salud se estuvieron pensando si reinauguraban o no, por enésima vez, el Hospital que sustituye a los barracones del Sur. Algunos y algunas estaban tan entusiasmados con el corte de cinta que hasta se compraron largos vestidos, chaquetas caras y corbatas con los colores de la bandera canaria. Tan ilusionados estaban que alquilaron una megafonía, llamaron a una orquesta para animar la fiesta y hasta compraron voladores para ese momento de traca. Pero algo debió pasar. Seguramente, les dio fiebre. Lo cierto es que unas horas después de convocar a medios, plataformas y demás familias, los teléfonos empezaron a sonar que da gusto para comunicar a los invitados que se les desinvitaba. Y como quien no quiere la cosa, los que compraron vestidos, chaquetas y corbatas corrieron despavoridos a sus correspondientes boutiques para devolver sus prendas. Los de sonido recogieron los equipos; la orquesta contratada, sus instrumentos; y los de la pirotecnia le arrancaron la mecha a los voladores.

¿Se imaginan lo bonito que hubiera sido volver a inaugurar un Hospital que ni siquiera existe? Vendría a ser como un bautizo sin bebé, una boda sin novios o un entierro sin muerto. Salvo con la diferencia de que los invitados se quedaron colgados y nosotros, sin fiesta. Es una pena, con la falta de inauguraciones que tenemos, que esta no haya podido celebrarse. Pero seguro que habrá otras. No sé: la presentación de la cerámica que colocarán en los nuevos urinarios del centro, la inauguración de la sala de espera o la colocación del primer extintor. Es lo que tienen los hospitales, que ofrecen cientos de posibilidades para inauguraciones.

Ha sido una pena que esta vez a la organización le diera fiebre y la Sanidad no les curara la enfermedad a tiempo como para acudir a tal celebración. Las 49 camas tendrán que usarse sin la fotografía de rigor€ ¡Una pena!

*Al César lo que es del César

Sin duda, la tercera edición de Starmus, el festival de astronomía, música y otras disciplinas científicas que reunió en Tenerife a un impresionante plantel de astrofísicos, astronautas, cosmonautas, biólogos y científicos de diversas áreas, ha sido un éxito. Un éxito de participación y también de promoción.

El Cabildo, que ha sido una de las pocas administraciones públicas que, junto con el Gobierno de Canarias, ha creído en este evento desde sus orígenes, trabaja ya para repetir la experiencia. Les adelanto, y si no al tiempo, que tanto Carlos Alonso como todo el equipo de Turismo de Tenerife, con AlbertoBernabé y Vicente Dorta, han puesto la maquinaria en marcha para que las estrellas que nos han visitado estos días y toda la estela de seguidores, que, sin duda,se han llevado la mejor impresión de la hospitalidad de esta tierra, vuelvan a hacerlo dentro de un año. Ni las amenazas a Hawking han empañado este evento que, les adelanto, se repetirá en la Isla.

*Antonio Fuentes, "buen hombre"

Antonio Fuentes, el líder de Aspronte, es una de las personas más buenas y nobles que conozco. Su dedicación y protección a los demás me llevan a reconocer a través de estas líneas la labor de un hombre cuya trayectoria ha sido ejemplar en todos los sentidos. Empezando por su familia.Casado con Gloria Santana, la mujer que ha alentado todos sus proyectos, Fuentes ha conformado una familia de tinerfeños, igual que él, solidarios: Denise, Antonio y Paula. Ahora que Antonio se ha jubilado tras toda una vida dedicada a Aspronte, los suyos le han puesto a cuidar de sus nietos, Pablo y Juan. Y hasta en eso, el protagonista de este A LA CONTRA está siendo ejemplar. Vaya abuelo para esos dos tremendos nietos.

Humanamente profesional

Antonio Fuentes ha estado al frente de la Gerencia de Aspronte nada menos que durante 29 años, hasta que se jubiló el 17 de septiembre de 2015. Su andadura como responsable de esta organización comenzó de la mano de Nicolás Soriano y Salvador Fernández, los principales apoyos de la asociación en los primeros años. Antonio Fuentes ha sido un referente en la lucha por la defensa de los derechos de las personas con discapacidad intelectual y los de sus familias. Gracias a su apoyo y asesoramiento se impulsó la apertura de nuevos centros de atención a personas con discapacidad intelectual en la provincia. Este hombre ejemplar fue nombrado Socio de Honor de Aspronte, que, bajo su mandato, amplió los talleres ocupacionales y creo los talleres asistenciales y el Club de Ocio. Su trayectoria lo ha hecho merecedor de múltiples medallas, galardones y reconocimientos, al que, si me lo permiten,me gustaría sumar el de una sociedad que se ve reflejada en la labor solidaria de Antonio Fuentes durante toda una vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine