El bar de Pepe

Carta a Pablo Iglesias

07.07.2016 | 04:03
Carta a Pablo Iglesias
Carta a Pablo Iglesias

No busque respuesta a los resultados del 26-J, no hacen falta estudios demoscópicos que justifiquen la derrota electoral, sabe muy bien que su peor error no fue unirse a Izquierda Unida, ese fue el gravísimo error de Alberto Garzón, que pasará a la historia como el destructor de su propio partido, fue considerar al PSOE su peor enemigo en lugar de su aliado natural. Si Alberto Garzón, obviamente, decepcionó a los votantes del histórico partido, usted decepcionó a buena parte de su electorado el día 4 de marzo de 2016, cuando asistimos con estupor el esperpéntico, el bochornoso espectáculo de verle votando junto a Mariano Rajoy en contra de la investidura de Pedro Sánchez. Usted y sus colegas de partido son los culpables de habernos llevado a unas segundas elecciones, de haberle dado tiempo al contrincante, evidentemente noqueado, para reponerse y llegar al último round fortalecido, y mejorando su propia marca pasar a ganar el "combate". Ahora nos quedan otros años de incertidumbre, donde Rajoy nos querrá convencer que los nuevos recortes son necesarios y volverá el imperio del miedo, el chantaje a todos, y nosotros, podemistas y socialistas, volver a tirarnos de los pelos y mientras las izquierdas de este país se enfrentan entre ellas en una constante guerra sin fin, la derecha se une y se hace cada vez más poderosa.

Usted, su señoría, estaba obligada a llegar sí o sí a un acuerdo con Pedro Sánchez, a pactar con el diablo si fuera necesario para aprovechar la única oportunidad de noquear al Partido Popular y echarlo de una vez por todas del bando azul del hemiciclo del Congreso de los Diputados. Cuando se está en una posición decisiva para poner en práctica políticas sociales que benefician al conjunto de la ciudadanía, los grandes estadistas dejan de mirarse el ombligo y practican el diálogo en lugar de encerrarse en la sinrazón del egoísmo ideológico.

Mucho me temo que la clase media española en menos de diez años desaparecerá, los españoles nos acostumbramos a casi todo, tanto es así que estuvimos 36 años acostumbrados a Franco, y eso que laboralmente el franquismo favoreció más a la clase obrera que lo ha hecho el gobierno de Rajoy en los últimos cuatro años. Nos estamos acostumbrando al salario del miedo y al contrato estercolero, a los bancos de alimentos y a los comedores sociales, a los 450 euros de limosna social y a pensiones de miseria.

Tiene dos opciones para intentar evitar la debacle de Podemos, porque otra de sus chorradas es conformarse con el éxito de "un partido creado hace 2 años conseguir 71 diputados es un hecho histórico", porque el verdadero éxito de Podemos pasó a la historia el 4 de marzo de 2016. Una de estas opciones está en aprovechar un gobierno en minoría del PP haciendo una oposición eficaz acordada con el PSOE, y otra esperar el momento, no más allá de dos años y medio, para presentar una moción de censura que pueda servir para convocar unas nuevas elecciones y esta vez en coalición con el PSOE y la unión de toda la izquierda española dar el asalto a la Moncloa.

Ahora que ya pertenece a la "casta", que ha empezado a saborear las "mieles del poder", permítame recordarle unos versos de Antonio Machado que dicen así:

Está el hoy abierto / al mañana. Mañana, al infinito. / Hombres de España, ni el pasado ha muerto, / ni está el mañana en el ayer escrito.

Atentamente:

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine