Tomando el pulso

'Sorpasso' o guantazo

05.07.2016 | 03:23
'Sorpasso' o guantazo

P or fin, pasaron las segundas elecciones generares en cuestión de meses. Sin duda, los españolitos no nos merecemos la imagen y el trabajo desempeñado por nuestros representantes públicos. Los mismos que entrarían en arenas movedizas de no lograr formar un gobierno de una vez por todas, respetando la voluntad popular. De lo contrario, muchos críticos piensan que para un político sería arriesgado salir a la calle. Eso sí, si observamos el cuadro, no tiene desperdicio, hay para todos y de todos los colores. Políticos que, por fastidiar, provocan nuevas elecciones para obtener peores resultados, ¿en qué cabeza cabe? Desgraciadamente, en muchas. Grupos de perdedores intentando ir en contra de la voluntad popular, mal asunto. El pueblo parece o puede ser bobo, pero tonto, no. Ante estas situaciones, hay que ver cómo castiga, tarde o temprano. Lo de las encuestas es para que los que las dirigen no salgan a la calle durante una temporada. No sé si es peor el que la hace y hace un ejercicio de futurología o el que las encarga, que las pone en circulación, si le interesa. Lo malo de todo esto es que se las han creído y lo que está claro es que el voto es secreto y el ciudadano ejerce su derecho al voto a quien estime oportuno. Cuántas veces se pronostica una cosa y sale otra. Nadie lo votó, pero sacó un montón de escaños? algo pasa. Las encuestas a pie de urna se llevan la palma, salvo que sea fiel a un partido desde siempre, la contestación será la primera que se le pase por la cabeza. Antes se iba a por el objetivo, ganar a todos, ahora no, mejor adelantar al que llevo delante. De ahí lo de sorpasso y, al final, corres el riesgo de que te lleves?un guantazo. Después hay algunos que se erigen, de forma interesada y equivocada, en la voz de una determinada comunidad autónoma. Deben de ser los portavoces, a los que se les oye, porque el resto aunque también sea electo, se someterán a la disciplina de partido y en las votaciones pulsarán el botón que les indique el encargado del grupo con el dedito. Con todo esto, los ciudadanos tienen que decantarse por los populismos o por lo que ha habido hasta ahora, entrándole un mar de dudas hacia el futuro y entonando aquello de: "Virgencita, que me quede como estoy". En fin, cosas de la democracia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine