Hablando en plata

Un grupo de ególatras

02.07.2016 | 04:23
Un grupo de ególatras
Un grupo de ególatras

L as segundas elecciones en seis meses nos han servido para darnos cuenta de una cosa: estamos casi igual que en los primeros comicios. Por un lado, un Partido Popular al cual hay que felicitar, porque no solo ha conseguido ganar sino que además, inexplicablemente, ha obtenido 14 diputados más, uno de ellos por la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Después tenemos la otra cara de la moneda, una izquierda cada vez más dividida y que no consigue terminar de arrancar, y es que si el papel lo aguanta todo, los electores no. Por un lado, a lo largo de la campaña hemos visto como Pablo Iglesias pasaba de ser comunista a socialdemócrata como Allende, y claro, la cuerda se ha terminado rompiendo. Cierto es que Podemos ha conseguido exactamente el mismo número de escaños, 71, pero ha perdido en solo seis meses un millón de votos, o lo que es lo mismo uno de cada cinco, y no, no vale echar la bronca a Venezuela, porque si realmente renegasen del apoyo que les brindó su gobierno corrupto, otro gallo les cantaría. Ni siquiera la alianza con Izquierda Unida, una especie de Frente Popular, ha podido parar la sangría de votos en la formación morada, la cual deberá de reflexionar y mucho acerca de su discurso, el cual a la vista de los resultados no convence a demasiados, porque los indignados a los que con tanto ahínco apelan, o están fuera de España o prefirieron echarse la siesta.

Capítulo aparte merece el PSOE, el cual celebra un resultado patético de solo 85 diputados, cuando en su momento llegó a conseguir el mayor apoyo parlamentario de la historia de la democracia, pero viendo lo que les daban las encuestas es lógico esa felicidad. Sin embargo, Pedro Sánchez ya ha vuelto a advertir que no facilitará un gobierno de Mariano Rajoy, algo coherente si tenemos en cuenta que supondría en la práctica la desaparición de su propio partido, y lo que es aún peor, Podemos ocuparía el hueco dejado y se convertiría en la oposición al PP, algo con lo que Iglesias sueña desde hace dos años. La otra fuerza que ha sufrido su propia indefinición ha sido Ciudadanos, que ha perdido 8 escaños en relación a los pasados comicios fruto del centrismo que demuestran, intentando llegar a acuerdos con todos, cuando no dejan de ser la cuarta fuerza parlamentaria lo que les limita mucho la capacidad de negociación.

A día de hoy estamos igual que hace seis meses, más bien parecido, hemos desperdiciado medio año y dilapidado más de 130 millones de euros porque nuestros políticos son incapaces de dejar a un lado su propio egocentrismo, y hacer lo único que sí que le hemos pedido los españoles y es que alcancen acuerdos para poder sacar adelante a nuestro país, y si esto no lo han querido entender es que tal vez carecen de la capacidad necesaria para el gobierno, porque parece que esto va para largo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine