Artículos de historia

Un alcalde en el recuerdo

02.07.2016 | 04:23
Un alcalde en el recuerdo
Un alcalde en el recuerdo

E lpidio Hernández Toste nació en Los Realejos en el año 1925. Un municipio que, en sus palabras, representa "la maternal cuna lugareña que nos acogió, primero; nos conformó, después y, por fin, nos hizo realejeros de siempre: Mecidos entre barranco y barranco: arrullados entre la mar serena y la cumbre altiva; herederos de leyendas guanches y de enemigos conquistadores. Y todo ello, para terminar forjando y configurando -a golpe de fragua y yunque en el tiempo- la peculiar forma de ser del hombre realejero, y la rica historia de su pueblo", tal y como manifestara en el prólogo de la obra del periodista Esteban Domínguez Los Realejos por la senda de la historia más reciente.

Su vida y obra es el reflejo de una persona inquieta en diversos aspectos culturales y políticos, reproduciendo los valores de un individuo que afrontó la compleja situación desarrollada ante el cambio experimentado en nuestra realidad sociopolítica. Licenciado en Derecho por la Universidad de La Laguna, desarrolló su labor en el ámbito administrativo durante muchos años, llegando a ser, asimismo, profesor de gramática durante dos cursos en el recordado Colegio San Agustín. A lo largo de su existencia tendría como constante una preocupación por la cultura, manifestando esa inquietud en la realización de toda una serie de iniciativas donde el conocimiento se unía al disfrute y la celebración, siendo un individuo ligado a diversos campos del saber. Fue autor de numerosos escritos en periódicos y revistas, colaborando desde muy joven en numerosos artículos, participando, además, en múltiples espacios radiofónicos. De su producción bibliográfica es de obligada referencia su obra Más allá del ombligo?también está la vida. Entre sus páginas, podemos disfrutar y apreciar diversos textos marcados por heterogéneos personajes y temas que definen cada uno de los relatos que incluye la obra. Al respecto, señala en el prólogo que su libro responde a la unión de "la lectura y la vida misma" afirmando que su trabajo está "marcado de los más variados personajes y temas." No cabe duda de que su lectura nos sitúa ante diversos temas que marcaron al autor. En ese sentido, tiene un especial significado la religión, la política, los viajes, la literatura, el cine, el arte, la globalización y toda una serie de manifestaciones relacionadas con la cultura, definiendo una obra en la que también se destina un espacio a diversos escritores de la literatura universal.

Contrajo matrimonio con Dolores Morales Hernández. Para muchos, la faceta más conocida de Elpidio Hernández Toste fue su importante labor al frente del consistorio municipal entre los años 1974-1979, en el marco de una compleja etapa en la que fue materializando toda una serie de transformaciones en la sociedad realejera, junto a una serie de concejales del tercio de representación familiar; tercio de representación sindical y tercio de representación de entidades, cuya relación puede consultarse en la interesante obra del cincuentenario de la fusión de Los Realejos, coordinada por el historiador del arte Manuel Jesús Hernández González, con textos de los historiadores José María Estévez Méndez, María José Pérez González y Sergio Montelongo González.

Con el fallecimiento de Elpidio Hernández Toste, perdemos a una persona esencial para el conocimiento de los valores presentes en nuestra actual sociedad democrática. Se difumina la figura humana pero permanece la obra material e intelectual de una persona con una trayectoria vital muy ligada a su pueblo natal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine