Tribuna abierta

Diez pasos para destruir tu autoestima

30.06.2016 | 02:00

Cuando hablamos de autoestima nos referimos a la percepción que tenemos sobre nosotros mismos y que a su vez condiciona nuestro estado de ánimo, nuestros comportamientos e incluso la visión que tenemos de nuestra realidad. No se comporta de igual manera una persona con buena autoestima, con confianza en sí mismo, que otra donde la inseguridad le limita y, por lo tanto, los resultados de todas sus acciones también serán diferentes.

Si cambias tu pensamiento, cambia tu realidad y como con frecuencia solemos hacer todo lo contrario a lo que sabemos que debemos hacer, aquí te dejo varias pautas para conseguir tener una autoestima mediocre:

1. Enfoca tu atención a la parte de ti que no es de tu agrado y aunque puedas mejorarla ni siquiera lo intentes. Te ha tocado ser así y punto. No gastes tu energía en lo innecesario.

2. Presume de tus defectos y jamás comentes la parte de ti de la que te sientes orgulloso. Pecarías de déspota y de poca humildad de cara a los demás así que, cuando te digan que estás atractivo o que te salió bien determinada acción, ni se te ocurra dar simplemente las gracias. Añádele frases como "tú que me miras con buenos ojos", "tampoco es para tanto" o simplemente "pero si estoy horrible o me salió fatal". Resta importancia a todo lo bueno que tenga que ver contigo. El auto-sabotaje es lo que mejor te hará sentir.

3. Sé crítico y autoexigente contigo mismo. No te permitas cometer ningún error porque estarías dándole un aplauso al fracaso. Viniste al mundo para ser perfecto, así que la posibilidad de error elimínala de tu repertorio de posibilidades. Antes será mejor que no arriesgues ni luches por nada aunque creas que merezca la pena. Mejor confórmate con lo que tienes incluso si no estás satisfecho. Todo puede ir a peor y este justo es el pensamiento que has de tener.

4. Cuando el error sea inevitable, no te perdones. Sé duro contigo mismo y olvida las palabras de aliento. De hacerlo no estarías asumiendo la responsabilidad. ¡Debes ser castigado! Trátate con desprecio y humillación, es la única manera para que frases como "el no puedo" y "no voy a ser capaz" se instauren en el disco duro de tu mente (inconsciente) y esta pueda recordártelo cada vez que vayas a intentar algo de nuevo.

4. No le des ningún tipo de valor a tus logros. Que lo hayas conseguido con anterioridad no te da ninguna certeza que puedas volver a conseguirlo. Seguro que has conseguido esos éxitos, única y exclusivamente, gracias a la suerte.

5. Cumplir con las expectativas de los demás es necesario para ser feliz. Intenta escuchar al líder del grupo y responde a todo con un sí. Da igual tu forma de pensar o de sentir. Tus principios, valores e ideas son secundarias. La prioridad es ser del agrado de todos.

6. Nunca tomes decisiones por ti mismo. Siempre pide sugerencias a los demás y aunque no estés conforme con las ideas que te aporten, llévalas a cabo sin tan siquiera cuestionarlas. Como seguramente vas a fracasar, es mejor que te justifiques diciendo que es lo que te aconsejaron hacer, a tener que pedir disculpas, reparar el daño en la medida de tus posibilidades y asumir tu error.

7. No te consideres merecedor de nada. Las personas con ese pensamiento viven en una nube.

8. Compárate con los demás. Es normal que envidies e idealices la vida del resto hasta sentirte mal. No significa que seas una persona pesimista, ni negativa ni siquiera una persona que no sabe valorar y sentirse afortunada de lo que tiene por muy poco que sea, simplemente eres realista.

9. Piensa siempre lo peor. De esta manera evitarás el dolor y frustración cuando, algún día, aparezca la parte injusta de la vida.
10. Deja de dedicarte tiempo para ti. Ni que estuvieras enamorado de ti mismo. Tu no eres la prioridad. Hacer actividades que te hagan feliz pudiendo regalar ese tiempo a la gente de te rodea, es de persona egoísta y poco generosa.

tamaraconsulta@gmail.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Más información

Enlaces recomendados: Premios Cine