Tribuna abierta

Entre todos, lo lograremos

26.06.2016 | 02:00

A finales de septiembre y principios de octubre Santa Cruz se convertirá en el epicentro del mercado turístico, con la celebración de dos de los más importantes congresos del sector a nivel mundial: la Seatrade Cruise Med y la convención de las agencias de viajes independientes de Alemania, RTK.

Afrontamos un reto de capital importancia para la ciudad, de cuyos resultados dependerá en buena medida nuestra reputación como destino y nuestras posibilidades de incorporarnos con fuerza –y sin marcha atrás– a un sector que tradicionalmente nos ha sido esquivo.
No hay ningún motivo que, hoy en día, justifique que un municipio como Santa Cruz de Tenerife siga al margen de una industria que genera trabajo y riqueza allá donde está implantada. Sobre todo, cuando contamos con atractivos suficientes –naturaleza, historia, ocio o comercio, entre otros muchos– para subirnos a ese tren de desarrollo económico.

En los últimos años hemos dado pasos hacia adelante, con un incremento importante en la llegada de cruceristas, en la ocupación hotelera –sustentada en el turismo extranjero– o en el número de visitas a la ciudad (somos la segunda excursión preferida por quien hace turismo en Tenerife, después del Teide).

Pero ha llegado el momento de doblar la apuesta. Tenemos que echar el resto para conseguir que Santa Cruz, como he repetido en muchas ocasiones, se convierta en la capital turística de una isla turística.

Estamos en el camino. Disponemos de un Plan Director de Turismo consensuado con los agentes económicos y sociales que nos va a guiar hacia la definitiva diversificación económica de la ciudad.

Un documento que radiografía todas nuestras fortaleces y nos marca la pauta para corregir debilidades.

En ese tránsito nos esperan pruebas que debemos superar para ganarnos la confianza de los operadores turísticos, en primer término, y de los propios turistas. Los congresos que tenemos en puertas son una de ellas. En el transcurso de tres semanas se reunirán en la ciudad 5.000 personas (entre congresistas y acompañantes) a las que debemos agradar y convencer, porque ellos serán los principales comerciales y vendedores de los atractivos de la ciudad en el exterior.

No podemos dejar nada al azar. Por eso, esta semana se ha constituido una mesa de coordinación entre las diferentes áreas municipales para hacer frente a los retos que implica la organización de actividades paralelas a los propios congresos. Queremos una ciudad volcada con los congresistas y sus acompañantes, una ciudad que se presente

tal cual es hoy en día: viva, alegre, acogedora, amable, segura.

Con ese objetivo, haremos coincidir la celebración de una edición de Plenilunio, el 24 de septiembre, con la Seatrade Cruise Med, y de Ven a Santa Cruz el 2 de octubre, con la reunión de la RTK.

Organizaremos muchas actividades relacionadas con el ocio y la cultura, pero más que nunca necesitamos la complicidad de todos los chicharreros para demostrar a todo el mundo nuestra vitalidad y, sobre todo, nuestro potencial turístico.

Estoy convencido de que la respuesta de los sectores económicos y del pueblo de Santa Cruz, en su conjunto, estará a la altura de las circunstancias y que, al final, ganaremos esa llave que nos permitirá entrar en los mercados turísticos por la puerta grande. Como nos merecemos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine