Espacio jurídico

Sueldo y vacaciones

25.06.2016 | 02:00

Tienen derecho los trabajadores por cuenta ajena a cobrar por todos los conceptos por los que normalmente cobran, aún encontrándose en el período de disfrute de sus vacaciones?

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo, en dos recientísimas Sentencias, ha rectificado parcialmente su anterior doctrina respecto de la retribución de las vacaciones anuales para ahora establecer que, la retribución normal que ha de ser abonada durante el período de descanso anual ha de atender a la finalidad de descanso efectivo que tienen las vacaciones retribuidas, sin que pueda pretender disuadir o desincentivar su disfrute. Por tanto, mientras duren las vacaciones anuales debe mantenerse la retribución del trabajador, que debe continuar percibiendo su retribución ordinaria.

Si bien no existe una doctrina general para determinar qué se entiende por retribución normal o habitual, en una interpretación amplia se entiende que debe comprender todos los conceptos salariales ordinarios en su promedio, entendiendo por tales los vinculados de forma normal al desempeño de la jornada ordinaria de trabajo, entre los que deben incluirse los complementos personales de antigüedad, aplicación de títulos, idiomas y similares, y los de penosidad, toxicidad, nocturnidad, turnicidad y demás derivados del puesto de trabajo, pero no conceptos salariales extraordinarios consecuencia del exceso o prolongación de jornada (horas extraordinarias) o dependientes de una mayor cantidad o calidad de trabajo (primas, incentivos, etc.) ni, naturalmente, los conceptos extrasalariales (dietas, plus de transporte) aunque nada impide que estos conceptos, en todo o en parte, se incluyan en virtud de pacto.

En una de las sentencias, la parte demandante sostiene que se declare contraria a derecho, la práctica empresarial de excluir de la retribución de las vacaciones de sus trabajadores las comisiones que estos perciben mensualmente por la ejecución de tareas derivadas de su contrato de trabajo. Al respecto, el Tribunal Supremo considera que un concepto como el de comisiones y/o incentivos a la producción variables, percibido con cierta habitualidad por los trabajadores, debe ser incluido en la retribución normal o media a percibir durante sus vacaciones, ya que entiende la Sala que se trata de un concepto que forma parte también de la considerada como retribución ordinaria, puesto que no obedece a una mayor dedicación temporal ni su pago durante las vacaciones constituye reiteración o duplicidad del mismo.

Por otra parte, el Alto Tribunal también considera que han de ser incluidos en la retribución que se percibe durante las vacaciones, los complementos fijos de carrera comercial y de disponibilidad que, en su caso, cobre normalmente el trabajador.

No obstante, el Tribunal Supremos estima que el bonus que se devenga anualmente en función de los objetivos, sí que es un concepto extraordinario y, de por sí, retribuye las vacaciones, que ya se encuentran incluidas en el período anual, por lo que el mismo, según la Sala de lo Social del Alto Tribunal, no habrá de ser añadido al importe a percibir durante el período vacacional.

Ni un solo concepto retributivo ordinario puede quedarse fuera, según el Tribunal Supremo, de la retribución por vacaciones. Las comisiones y/o incentivos a la producción variable mensualmente así como los complementos fijos de carrera, han de incluirse en el sueldo que corresponde al trabajador en su mes de vacaciones. Lo único que, según el Alto Tribunal, no ha de incluirse, son aquellas retribuciones o incentivos que se devenguen anualmente y que, de por sí, ya retribuyen las vacaciones.

Por tanto, como regla general, la paga de vacaciones ha de corresponder a una retribución salarial de la misma cuantía, al menos, que la percibida por el trabajador en su jornada ordinaria de trabajo.

munguia@munguiaabogados.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine