ÚLTIMA HORA
Derrota del Iberostar Tenerife (65-71)
Hablando en plata

Lo prometo todo

24.06.2016 | 02:00

E l día de las elecciones está cada vez más cerca y los partidos se apresuran a recorrer la mayoría de las provincias con el fin de rascar algún voto, el cual puede resultar fundamental en los comicios más divididos de la historia reciente de nuestro país. Excepto el líder de Podemos, el cual prefirió enviar a su segundo, por Canarias han pasado el resto de los principales candidatos, aunque solo lo hagan en campaña electoral y de forma exprés. Sin embargo, como en todas las citas electorales, cuanto más cerca está la votación, más propuestas ilusorias se escuchan. Hemos oído al líder de los socialistas, Pedro Sánchez, anunciar en el Puerto de la Cruz que reducirá la tasa de paro a la mitad en cuatro años, algo a lo que solo se aproximó José María Aznar tras ganar las elecciones 1993. También Sánchez ha prometido "reconocer los derechos históricos de Cataluña", algo que seguramente ni el mismo sepa lo que son. Sánchez también ha prometido que subirá el Salario Mínimo Interprofesional, que derogará la Reforma Laboral -nada dice sobre la que aprobó Zapatero- y que eliminará la Lomce. Eso sí, como buen estratega, no detalla cómo llevará a cabo estas promesas, no vaya a ser que descubramos que es imposible.
Evidentemente, el otro gran protagonista de esta campaña ha sido Mariano Rajoy, el cual ha ido caminando rápido por toda España pregonando que bajará los impuestos, justo lo que prometió hace cuatro años para hacer precisamente lo contrario, y aprobar una amnistía fiscal la cual solo benefició a aquellos ricos que tenían dinero sin declarar en el extranjero. Rajoy, que se ha paseado por Tenerife y Gran Canaria, ha reafirmado su apoyo a las Islas, aunque nos haya castigado en los últimos años priorizando la construcción del AVE o las carreteras de Galicia, comunidad donde por cierto gobierna su partido, antes que concluir algunas importantes obras que pide a gritos nuestro Archipiélago. Al menos esta vez nada ha dicho de reducir la subvención al transporte aéreo y dejarnos aún más aislados.
En ocasiones, los medios de comunicación se encuentran tan saturados de mensajes políticos que la ciudadanía prefiere desconectar, harta de promesas incumplidas y de unos políticos que solo están preocupados por asegurarse los sillones que de los problemas de la gente. Lo único divertido de las campañas es escuchar las propuestas, las promesas que hacen todos y que según avanza el tiempo parecen más ridículas, anodinas e imposibles de cumplir en su mayor parte. Es por eso que para prevenir complicaciones y evitarnos perder el tiempo a los que sí trabajamos, sería altamente recomendable que los cuatro líderes concluyeran su último mitin diciendo: "lo prometo todo, absolutamente todo"; al menos así se asegurarían la satisfacción de todos, aunque esta fuese momentánea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine