Artículos de broma

Sobrecoste o muerte

08.06.2016 | 02:00

C onseguir un contrato al precio más bajo y realizar una obra al más alto sobrecoste es Marca España. Pasó en la llamada era de la prosperidad y pasa ahora en una reparación casera y en las mayores obras de ingeniería del mundo. Presume el gobierno en funciones de haber llevado de la mano de Marca España a las principales constructoras españolas a ampliar el Canal de Panamá y a construir el Ave de Medina a La Meca, maravillas del mundo, ambas sobrecostosas, porque ahora se trabaja con una mezquindad que no existía cuando los rodios derrotaron a Demetrio Poliorcetes y levantaron el coloso de Rodas. Nunca dejes que unos sobrecostes te amarguen las futuras inauguraciones ni las futuras facturaciones. Las grandes empresas constructoras españolas se hacen con los contratos porque no reparan en sobrecostes. Otras empresas estadounidenses no encontraron manera de hacer la obra rentable.

El estado español va donde tenga que ir porque no puede dar de comer obra a las grandes constructoras dentro del país y si se quedan sin actividad y no pueden ir pagando sus créditos multimillonarios. O construyen un tren o destruyen un banco.

¿Panamá no deja concursar a sus obras a ningún país que la considere paraíso fiscal? José Luis Rodríguez Zapatero levanta esa consideración. Ayer concurso en Panamá, hoy papeles de Panamá, mañana inauguración en Panamá y 3.150 millones en litigio. No se sabe cuánto sube el sobrecoste en el Ave de los peregrinos cómodos y rápidos. Debería haber costado 6.750 millones y Renfe, una empresa pública, rodeada de privadas va por 8.000. Ahora se trabaja en terminar la obra y en determinar quién pagará los sobrecostes. Ha terminado el momento de los ingenieros y llega el de los abogados para que sea otro quien pague incumplimientos e imprevistos. Los llevas de la mano para que te puedan coger el brazo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine