Hablando en plata

La recuperación económica no llega a todos

04.06.2016 | 02:00

on ocho años los que llevamos inmersos en una crisis económica de la que no conseguimos salir ni con todas las ayudas de Europa. Esta situación ha provocado que crezcan las diferencias salariales en nuestro país, así como que mengüe la clase media española, donde más de tres millones de personas han pasado de pertenecer a la misma a ser considerados como pobres. En días pasados hemos conocido un dato demoledor, y que tira por tierra todos los esfuerzos del Gobierno de Canarias, así como del Ejecutivo Central, de vender que España está dejando atrás la crisis, y es que más de 110.000 canarios, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), llevan más de tres años sin empleo, tres años en los que probablemente hayan tenido que trabajar en negro, sin la correspondiente protección jurídica y con los riesgos que ello conlleva con el fin de poder subsistir. Con estos datos parece que el Estado ha preferido abandonar a todos aquellos que no consiguen trabajo en el plazo de un año, ya sea porque estos no cuentan con la formación necesaria, o porque ellos mismos han desistido de seguir intentándolo. Estos datos no sorprenden tanto después de constatar que el Servicio Canario de Empleo, no es capaz de conseguir un puesto de trabajo ni a uno de cada 10 usuarios, un triste 0,8%, lo que sin duda pone en duda la utilidad de este organismo que nos cuesta varios millones de euro anualmente.

Estos 110.000 canarios representan el 35% del total de parados de las Islas, e indican claramente que a pesar de la leve mejoría de los datos macroeconómicos, mejora a costa de endeudarnos aún más puesto que nuestra deuda superó en febrero de este año el 100% del PIB, por lo que ya gastamos más de la riqueza que genera todo nuestro país en un año. Los datos de empleo solo muestran mejorías en el sector servicios, donde se prima la baja cualificación y se crean contratos por horas y de escasa duración. Sin embargo, solo Podemos se ha mostrado abiertamente contrario a derogar la última reforma laboral llevada a cabo por el Partido Popular, y que lo único que ha creado son trabajadores pobres, tal como reflejan los datos presentados por Cáritas donde alertan de la cronificación de la pobreza, y de que esta se está heredando, por lo que el gobierno está hipotecando el futuro de los jóvenes al no crear políticas activas de empleo. La tan manida creación de empleo a la que alude constantemente el PP no es otra cosa que empleo de mala calidad, con salarios tan exiguos que no permiten que una persona pueda vivir sola, y que solo benefician al empresariado que ha aprovechado las ventajas de una ley hecha a su medida, para despedir al personal más antiguo, el cual por cierto más cotizaba a la Seguridad Social, para contratar a 3 personas por el mismo salario y la mitad de condiciones.

Seguramente, estaremos saliendo de la crisis, pero no por la eficacia de las medidas tomadas por el PP, sino por la mejora de la economía mundial. Lo que sí cabe preguntarnos, es como va a salir nuestra sociedad de esta situación, porque si es como todos los datos apuntan, saldremos aún más divididos de lo que empezamos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine