Artículos de historia

40 años de un premio Viera y Clavijo

03.06.2016 | 23:17

E l 3 de diciembre de 1976 se reunió en la Villa de Los Realejos el jurado designado para calificar los trabajos de la edición del recordado Premio Viera y Clavijo de Literatura e Investigación. Al efecto, se presentaron tres investigaciones, abarcando la literatura, la historia, la fonética, el léxico y la poesía. El jurado, compuesto por diversas personalidades relevantes del ámbito de la política y la cultura del momento, decidió conceder el preciado galardón al trabajo Los Conventos del Realejo, bajo el lema Gordejuela, atendiendo a la calidad, la solidez y la precisión del estudio, siendo su autor el sacerdote, periodista e investigador, José Siverio Pérez. La vida y obra de tal realejero es reflejo y testimonio de la labor de una persona cuya trascendencia marca y define una parte importante de los acontecimientos que transcurren a lo largo de la historia más reciente del municipio norteño.

La obra, que sería editada en el año 1977, contando con un prólogo realizado por el profesor universitario e investigador, Alfonso Trujillo Rodríguez (1932-1979), señala los méritos y la importancia que reúne una investigación clave para el conocimiento de la realidad religiosa, social, política, económica y cultural del pasado realejero, traspasando los límites locales para generar su proyección "en el panorama general del mismo Archipiélago, con lo que las limitaciones localistas quedan trascendidas".

José Siverio Pérez utiliza diversas fuentes documentales, realizando, además, un minucioso trabajo archivístico, con la finalidad de rescatar del olvido y reconstruir el origen, el desarrollo y la evolución del Convento de San Juan Bautista, de agustinos descalzos; el Convento de Santa Lucía, de franciscanos recoletos y el Convento de San Andrés y Santa Mónica, de agustinas de clausura. Antes de iniciar el análisis de los tres conventos religiosos, José Siverio Pérez ofrece toda una serie de pinceladas que forman un interesante contexto en el que el lector puede obtener diversos detalles sobre el origen y la evolución histórica de Los Realejos. En ese sentido, no duda en detenerse en torno a la figura de Juan de Gordejuela, añadiendo detalles biográficos sobre su persona, uniendo la relación del mismo con el ámbito religioso realejero, incorporando, asimismo, el retrato que actualmente se conserva en el Santuario de Nuestra Señora del Carmen.

En torno al convento de San Juan Bautista, José Siverio Pérez no duda en desgranar toda una serie de aspectos en torno a la fundación y las imágenes que se conservan, analizando las causas que derivaron en el final de tal espacio conventual. Continúa la investigación a través del estudio del convento de Santa Lucía, ofreciendo diversos datos que permiten analizar la evolución y las vicisitudes del convento franciscano. Por otra parte, respecto al convento de San Andrés y Santa Mónica se realiza una interesante descripción con toda una serie de datos que permiten obtener una aproximación al desaparecido convento de monjas.

Finalmente, en el epílogo, José Siverio Pérez añade un interesante y afortunado catálogo de aquellas imágenes y piezas religiosas que lograron ser rescatadas o conservadas de los tres desaparecidos conventos, siendo una iniciativa que, en sus palabras, surge "con el propósito de estimular en todos el respeto y el buen cuidado de su conservación".

En definitiva, con nuestro artículo hemos querido recordar la efeméride de una obra clave para el conocimiento y la valoración del pasado histórico/artístico de La Villa de Los Realejos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine