Zigurat

Desventuras de la cultura

28.05.2016 | 02:00

L a razón lo es más cuando convence sin imponerse a la fuerza. Esa razón puede venir a través de la cultura, y me viene a la mente la noticia de finales del pasado abril respecto a la ´Diada de Sant Jordi´ [Barcelona]; afirmaba que el Gremio de Libreros de Cataluña, referido a la facturación de libros, ascendió a 20,96 millones de euros [compra de libros] y adquiridos 1,6 millones de libros, tanto en castellano como en catalán (elperiodico.com, 28/04/2016). Sin pretender extrapolar Sant Jordi a todo el Estado español, se invita a saber reflexionar (la tradición de Sant Jordi se remonta a mediados del siglo XV, desde el 23 de abril de 1929 se celebra el Día del Libro, luego aupado por la Unesco a Día Mundial del Libro el 23 de abril de 1996). Por su contra, el Día del Libro, celebrado en varios puntos del Archipiélago, el libro y por tanto la cultura ha sufrido innegables desventuras.

Quienes hayan visitado Barcelona, sobre todo el 23 de abril, ´Diada de Sant Jordi´, o acceder a ella a través de diversos medios de comunicación, han apreciado la entrañabilidad sustantiva de la rosa y el libro, lejos y por encima de estrategias contables. Ni por asomo acaece lo mismo en algunos de nuestros bostezantes eventos. Notoria es la ausencia incluso de una básica gestión cultural, tanto en el apartado organizativo [selectivo] como en el infraestructural, dando paso al irreversible hecho de que casi siempre la cultura [gestores] atraviesa una puntual desventura que en ocasiones roza lo catastrófico o bien la suma de caos y ridículo.

Debe propiciarse, además, que se dé el legítimo momento de concederle apoyo y valía a la literatura canaria, lo que supondría dignificarla, ¿podría constituir una prueba de superación y autoestima individual y colectiva? Posiblemente, pero sin olvidar ejercer una esencial -en ocasiones sumamente rigurosa y hasta implacablemente severa- crítica cultural, referida a literatura, escultura, pintura, fotografía o cinematografía. En cuanto a la narrativa generada en Canarias, recordar debidamente la confluencia de escritores canarios -por cuanto casi se ha olvidado- con escritores vascos, portugueses, uruguayos y mejicanos, respectivamente, concretada en libros: 2.050 km. de palabras. Antología de relatos vasco-canaria; De la saudade a la magua. Antología de relatos luso-canaria; Entre Orientales y Atlantes. Antología de relatos uruguayo-canaria o Entre el Ahuehuetl y el Drago. Antología de relatos mexicano-canaria, obras publicadas por Ediciones de Baile del Sol, textos que en Canarias han pasado casi desapercibidos.

Considerar medularmente que una de las razones que lo sería más sin imponerse a la fuerza, y que quizás aquilataría tanto autoestima como identidad, puede lograrse a través de la cultura, que conlleva exigencia y crítica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine