Tribuna abierta

El reto del gran salto

27.05.2016 | 02:00

L a propuesta del ´céntimo verde´, una iniciativa que pretende llevar a cabo el Gobierno canario junto con los Cabildos insulares, supone detraer un céntimo del impuesto de cada litro de combustibles a los carburantes para dedicarlo a políticas medioambientales y de lucha contra el cambio climático. Sea bienvenido, pues, un verdadero ´céntimo verde´, pero con los deseables fines ambientales.

Ahora son los representantes de los siete cabildos insulares los que profundizarán en la iniciativa, concretarán la medida y los criterios de reparto de los fondos. También elaborarán un plan de trabajo institucional y con los ciudadanos en cada una de las islas, para que la propuesta sea adoptada con la mayor información y consenso social posible.

Es el llamado ´céntimo verde´, una medida que se inspira en un principio de Derecho Internacional, impulsado desde el Protocolo de Kyoto, a finales de los noventa, que remarcaba que "quien contaminara, pagaba".

La iniciativa prevé obtener en una primera fase en torno a 8 y 11 millones de euros, gestionados por los cabildos, para destinarlos a políticas de gestión del medio y generación de economía verde como reforestaciones, restauración de hábitats degradados, lucha contra la desertización y la erosión, entre otras muchas, lo que podría generar miles de empleos verdes en Canarias. Empleos que serían de calidad, estables y que dinamizarían las zonas rurales, que son además las más castigadas por el paro.

Siempre que esa financiación sirva para promover la eficiencia energética y las energías renovables, sería una propuesta efectiva. Hay que fijarse en la apuesta por las renovables y la eficiencia energética que están llevando a cabo potencias industriales como Japón, Alemania, Bélgica o Suiza, que han decidido decir no a la energía nuclear y apostar por las energías limpias, lo que contribuye a la creación de empleo y al desarrollo tecnológico de estos países. Países relevantes que han dado pasos relevantes.

Evolucionar desde la difícil aspiración a una energía cada vez más limpia hasta la época de la energía inteligente y sostenible implicará algo más que palabras de instituciones y de ciudadanos, que también juegan un papel clave y que también están eligiendo el tipo de sociedad que quieren cuando optan por un electrodoméstico o un coche.

Recorrer el camino que hay que hacer para frenar el calentamiento global y aumentar las energías limpias requiere también un importante salto en eficiencia energética, que podría alcanzarse con la implementación universal y estricta de políticas conocidas, como la progresiva limitación de emisiones en motores de transporte o incentivos para la reforma de viviendas sostenibles.

El debate sobre el cambio climático y las energías limpias debe atraer también el interés ciudadano, ya que su participación es pilar fundamental para conseguir el reto de dar el gran salto en las energías limpias y la eficiencia energética global.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine