Tomando el pulso

Trabajo chino

18.05.2016 | 12:21

S i vemos una cosa muy laboriosa, lo reconocemos como un trabajo de chinos. Hay que quitarse el sombrero por la forma de afrontar el día a día. Para un chino hay tres cosas muy importantes: trabajo, trabajo y trabajo, vacaciones, las justas. Tiene perfectamente claro que de no trabajar, no produce, por consiguiente no le interesa ese camino. Son emprendedores y cuando un negocio no funciona, cambian de actividad pero no dejan el local para que lo ocupe otro. Los cambios los realizan de la noche al día, todo lo contrario para ellos, son pérdidas. Se ayudan unos a otros dando por real aquello de que la unión hace la fuerza. Cuántas veces no sabemos dónde encontrar determinado producto y la mejor opción es ir al chino, que lo tiene casi seguro. Puedes encontrar una calidad precio interesante y todo porque apuestan y saben comprar. No es lo mismo comprar pocas unidades que un palé, consiguen un buen precio de compra y esa es la razón de que puedan venderlo más barato que otros. Pagan en efectivo y así las comisiones de las financieras por pago aplazado, como que no va con ellos. La fotografía, quizás es una de sus aficiones favoritas, teniendo la prohibición en muchos sitios porque son capaces de copiar con una facilidad increíble y a bajo coste, llevándose así el mercado una vez más, de calle. Con razón es muy famosa la frase: Made in China€ seguido de la expresión del que lo lee, ¡qué raro! Se demuestra que están en todos sitios. Vamos a la cocina y también encontramos un colador llamado Chino, que deja una magnífica textura. Por la noche nos vamos de cañitas y es frecuente jugarse las ronditas a un juego, el de los chinos, donde cada jugador saca sus tres moneditas y puño cerrado con brazo estirado, reta al contrario con frases como: "Tres con la que saques". Es entretenido y mientras ganes, bebes gratis. Vamos al restaurante y lo característico es el arroz tres delicias, bajo coste otra vez en la materia prima. En fin, esta comunidad se lo curra de sol a sol, otros en cambio cuando van a buscar trabajo lo primero que preguntan es cuánto van a cobrar, cuántos días libres tiene y cuándo son las vacaciones. La mentalidad es totalmente diferente, el resultado a vista de todos y es que como dice la frase: Aquí el que no "cole", vuela€ en chino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine