Tribuna abierta

No olvidamos a los más necesitados

15.05.2016 | 02:00

A hora que las cosas marchan algo mejor en la ciudad desde el punto de vista económico; ahora que los datos de contratación remiten a años buenos y ahora que Santa Cruz parece haber tomado un nuevo impulso, ahora es, precisamente, cuando no debemos dar la espalda a quienes siguen sufriendo los embates de la crisis económica.

Las cosas, en efecto, van mejor, pero eso no quiere decir que todo lo que destruyó la crisis haya sido restituido. Aún hay personas, demasiadas personas, que siguen orilladas en la escasez de recursos, cuando no directamente en la exclusión social. Somos conscientes de esa realidad hoy, como lo fuimos ayer. Y si en su momento tomamos medidas audaces –por novedosas– para paliar situaciones dramáticas como los desahucios o fortalecimos los mecanismos de amparo social, en la actualidad hemos incrementado las asignaciones presupuestarias en esta materia.

Adoptamos siempre una actitud proactiva, tomando la iniciativa en muchos asuntos, sin sucumbir a la resignación del que se ve superado por factores externos incontrolables a escala local. Hemos actuado con determinación, en algunas ocasiones poniéndonos frente a potentes poderes económicos para defender el derecho a la vivienda y la dignidad del vecino frente a una norma injusta e inhumana.

Ese trabajo, iniciado hace años, tiene su continuidad ahora en 2016. El presupuesto municipal profundiza en las políticas sociales, con un incremento del 8,7 por ciento de las Prestaciones Económicas de Asistencia Social (PEAS), que llegan a los 5,2 millones de euros; o los 3,7 millones del Servicio de Atención Domiciliaria; o los 2,7 millones a convenios destinados a la generación de empleo en colectivos con especiales dificultades de inserción laboral.

A estas cantidades se unen los 2 millones para estrategias de intervención con personas sin hogar, un asunto en el que el Ayuntamiento ha vuelto a tomar la iniciativa a nivel insular y canario, promoviendo una mesa interadministrativa para dar respuesta a esta problemática.
La comisión creada al efecto por la Corporación municipal y el Cabildo de Tenerife propuso esta misma semana la adopción de 28 acciones en el ámbito autonómico que habrán de conllevar un compromiso financiero desde los ayuntamientos, la propia corporación insular y los gobiernos de España y de Canarias. Se trata de que todas las administraciones se coordinen para mejorar los servicios que se prestan a estas personas y, en la medida de lo posible, ofrecer una atención individualizada, dada la diversa casuística concurrente.

Con todo ello, quiero subrayar que la cobertura de las necesidades básicas de las personas y colectivos más desfavorecidos sigue siendo prioritaria para el gobierno municipal. Y aunque la situación económica nos permita alimentar esperanzas sobre una recuperación definitiva, sabemos que ésta tardará todavía tiempo en llegar.

Mientras tanto, el Ayuntamiento no solo está obligado a atender con políticas de choque a aquellos sectores más vulnerables, sino a seguir tomando la iniciativa para ofrecer nuevas respuestas a los vecinos que, a día de hoy, continúan atrapados en la necesidad y en la desesperanza.

Seguiremos intentando que nuevas y mejoras cosas ocurran en la ciudad para enterrar definitivamente la crisis y que todos los chicharreros la recuerden solo como un mal sueño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine