El volcán de en medio

Salvar La Tejita

07.05.2016 | 02:00

E l alcalde de Granadilla de Abona, Jaime González Cejas, anuncia que está previsto que en el mes de enero de 2016 se conceda una licencia para la construcción de un hotel de lujo en la zona de Sotavento, junto a la playa de La Tejita. La Tejita Luxury Beach Resort, la empresa promotora, informaba días antes que estaban trabajando en el diseño y proyecto del hotel. La coordinación entre la alcaldía y la web es total, un corta y pega de libro por parte de quien bien suponen.

La historia de la urbanización Sotavento viene de lejos, a principios de los años 80, cuando se comenzó la ejecución de un plan parcial, en la que figuraba, además de los complejos residenciales ya construidos, una parcela hotelera. Entre las especificaciones no figuraban delimitaciones e incluso se distribuían calles en el interior de la parcela original. La playa de La Tejita ya figuraba como Espacio Natural Protegido, abarcando el perímetro de la Montaña Roja, la playa y el entorno de ambos espacios. La colisión de intereses estaba clara, con delimitaciones difusas y una Ley de Costas sujeta al vaivén de los caprichos de unos políticos que modifican la pleamar a su antojo.

Los acontecimientos se precipitan a una velocidad inusitada. El Cabildo, cómplice necesario, da luz verde al proyecto de manera vergonzante. Al gobierno canario ni se le espera, anda Clavijo muy ocupado consolando a su amigo Soria -cuando las barbas de tu vecino€.-. Por último, el Ayuntamiento de Granadilla está forzando los tiempos a límites legales, ya que sus propios tiempos jurídicos se aproximan. Las marcas de cal señalan en la parcela los límites de la excavación. Una retroexcavadora comienza a moverse sinuosamente y las dunas formadas durante años de arena al viento se alejan, sospechosamente, de las vallas que delimitan la parcela.

Las plataformas sociales, entre ellas Salvar La Tejita, han luchado y siguen luchando, incansables, contra este proyecto. Miles de personas les respaldan, no son cuatro locos que a todo se oponen, como suelen decir los sectores más conservadores y menos conservacionistas de la sociedad. Reivindican el mantenimiento de un espacio natural, la subsistencia de la biodiversidad y el mantenimiento de un ecosistema único en la isla. Confiemos que no suceda como en Carboneras, Almería, donde un Algarrobito será demolido, tras años de lucha social y sentencias judiciales, por invadir espacios naturales.

Muchos años han transcurrido desde aquellos lejanos 80 y nunca los diferentes equipos de gobierno del Ayuntamiento de Granadilla se preocuparon por La Tejita, por un espacio natural privilegiado, por proteger la biodiversidad, irrepetible en Tenerife. Es, precisamente, este entorno único el sello de identidad de nuestra costa, nos conocen por ello y nos visitan para disfrutarlo, la Roja cotiza al alza. No es Playa de Las Américas, ni el Puerto de la Cruz, los guiris viajan en bici, patean las playas y surfean las olas, pero sobre todo, la gran mayoría habla canario y son de la tierra, El Médano es su segunda casa y La Tejita su ruta del Paraíso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine