La Ciprea

Leer a Noam Chomsky

26.04.2016 | 02:00

Mi santo me advierte de lo difícil que resulta en las redes leer algo y darlo por bueno porque algunas noticias son falsas o sacadas de contexto. Después de haberme visto pillada en alguna ocasión en que me creí lo que estaba leyendo, me he dado cuenta de que algunas de esas noticias son solo exageraciones de algún medio creado para hacernos reír o, sencillamente, confundirnos y hacernos tragar mentiras por verdades para jugar con nuestro sentido común. A partir de entonces ya no me hago eco de muchas cosas incluidas las verdaderas. Aclarado esto, les diré que hay veces que las noticias que leo aún pareciendo ciertas me parecen inverosímiles y las pongo en entredicho y busco información para contrastarlas.

Vean, por ejemplo: "La sentencia del Tribunal Superior de Madrid condena a una profesora de Lingüística en la Universidad Antonio de Nebrija, a abonar 3.249 euros a un alumno por los daños morales e ideológicos causados al leer textos del lingüista y filósofo estadounidense Noam Chomsky. El Consejo de Ministros en funciones aprobará un Real Decreto por el que los profesores universitarios de Filosofía, Literatura, Historia y Lingüística deberán advertir a sus alumnos de los potenciales riesgos colaterales de leer textos de determinados autores". La demanda a la profesora fue presentada por un alumno que había leído textos de Chomsky sobre la actual crisis económica y que, a consecuencia de ello, había derivado en lo personal "del moderado conservadurismo" a posturas "radicales rozando el anarquismo".

Pues bien. Esta noticia digo que no puede ser cierta; que me he vuelto loca y que he perdido la mitad del oriente. Me gustaría que fuera cierta para poder opinar sobre el asunto, poner el grito en el cielo y levantar ampollas en el ánimo de los lectores, montar una revolución y lanzarme a la calle con pancartas enormes donde pudieran leerse frases tales como "Estoy harta de estupideces", "Abajo los mediocres", "Lee a Chomsky y revienta tus neuronas carcomidas por la infamia", "Despierta y lee". Etc., etc. Porque se empieza prohibiendo a Chomsky y se acaba cantando en el aula con el brazo levantado entonando un himno cualquiera inventado por el exaltado de turno para ennoblecer una ideología retrógrada, conservadora e inmovilista.

Lo bueno de estas noticias es que son mentira; que se las inventan para meternos miedo y que votemos a Podemos pasado mañana como defensa ante tales energúmenos. Porque parece imposible que reine y gobierne quien permita tales estupideces. Y una de dos: o me estoy volviendo esquizofrénica o he sido devorada por un agujero negro y he vuelto a 1943 y mi madre está a punto de parirme en un mundo decadente y oscuro, lo cual sería verdaderamente aterrador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine