Zigurat

Miradas arriesgadas

23.04.2016 | 02:00

E stablecer la voluntad en dos oficios, el de escribir y el de leer, resulta del todo gratificante. Aproximarse o situarse muy lejanamente de lo expresado por Franz Kafka ("Escribir constituye mi única posibilidad de existencia interior"), para que quede luego el más que difícil ejercicio de leer, esto es, mirar, pero bien aprehendido lo leído. Y profundizando en cuanto al hecho de mirar, intentar cultivar la mirada, o sea, ir mucho más allá de la superficie de lo que es mirado.

Mirar, observar detenidamente, incluso escrutar. Es lo que muchos periodistas gráficos han efectuado más que probablemente. De manera tal que tras volver a leer un suplemento (El País Semanal, número 1.110, Domingo 4 de enero de 1998), poder fijarnos en su certero título y acertado contenido: Vietnam, el último disparo (texto de Juan Carlos Gumucio), ocho los fotógrafos de los numerosos reporteros gráficos caídos en combate al captar información para hacerla llegar a diversas agencias de prensa o revistas. Excelentes y atrevidos los fotógrafos: Kyochi Sawada (Japón, 1936-Laos, 1970); Henri Huet (Vietnam, 1927-Laos, 1971); Larry Burrows (Londres, 1926-Laos, 1971); Dickey Chapelle (Estados Unidos, 1918-Vietnam, 1965); Robert Capa (Budapest, 1913-Vietnam, 1964); Robert Ellison (Estados Unidos, 1944-Vietnam, 1968); Sean Flynn (Estados Unidos, 1941-Camboya, 1970), y Jean Peraud (Francia, 1923-Vietnam, 1954). Ocho curtidos captadores de imágenes que no han retornado de la siempre temible o misteriosa por ausente silenciosa oscuridad.

Ha sido el magnífico dibujante, pintor y escritor John Berger, culto hombre que nos recuerda a personas propias del Renacimiento, quien en su espléndido libro Mirar, dedica varias páginas en las que sabe dejar constancia de su magnífica minuciosidad y buen quehacer crítico-analítico así como un hondo capítulo que él ha titulado Fotografías de la agonía, en el cual menciona una fotografía tomada por Donald Don McCullin (Londres, UK, 09/10/1935) en la zona de Hue, Vietnam, 1972, tras intensos y abrumadores bombardeos aéreos de las fuerzas armadas de EEUU. Es el mismo John Berger quien al diseccionar los acontecimientos bélicos que él aborda [conflictos de Vietnam o Irlanda del Norte], para calificar el escenario, trabajo y las fotografías obtenidas, emplea un adjetivo: sorprendentes. Se refiere John Berger "A las fotografías más típicas de McCullin recogen momentos de agonía súbita: un terror, una herida, una muerte, un llanto de dolor"; op.ci., 45).

Miradas arriesgadas de quienes se empeñan en que sus ojos no duerman. Se trata del oficio de leer la realidad, poseer miradas arriesgadas y hasta perecer en pleno combate para que luego las fotos abunden ante la atención del lector y hasta influyan en quien cultive el oficio de escribir. Siendo ocho los fotógrafos más arriba señalados, resultan acompañados por una de sus mejores fotos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine