Tribuna abierta

España no puede seguir sin gobierno

17.04.2016 | 02:00

Hace ya más de tres meses, casi cuatro, desde la celebración de las elecciones generales del 20 de diciembre pasado, y aún, pese a los esfuerzos y duras entrevistas entre los líderes y también con algún prohombre del respectivo partido político, pasan los días, las semanas y los meses y no se logra un acuerdo de gobierno, que yo entiendo debe hacerse consultando a las bases electorales y por tanto no hay otro remedio que convocar, en el tiempo establecido en la Constitución, nuevas elecciones generales que si no dan una mayoría absoluta darían una clara mayoría completada por una fuerza afín.

Recientemente hemos leído en la prensa nacional una muestra de la estimación de voto que es bien sintomática a día de hoy.
Volvería a repetir el Partido Popular como primer partido con un 28% en intención de voto, seguido por el Partido Socialista con el 21%, remontando significativamente desde el anterior sondeo de febrero, pero lo más reseñable es que Ciudadanos se mantiene en tercera posición con el 19% y Podemos sigue en caída libre (no en vano se le ha visto el plumero reiteradas veces), con el 15%.

Creo que ha habido un error de bulto por parte del líder socialista Pedro Sánchez en la negativa rotunda a sentarse en la mesa con los representantes del partido ganador de las elecciones al que veta antidemocrática e inmisericordemente. Y ahí está su gran error porque pese al vano esfuerzo de imaginar, más bien de cara a su electorado de haber aceptado el envite del Rey Felipe VI de formar Gobierno con sus escasos votos, 90 escaños, y el acuerdo firmado con Albert Rivera, con 40 escaños, daba una cifra ridícula, aparte de una contradicción interminis de ambos programas electorales, pues Rivera sin duda representa más derecha que el Partido Popular aunque lo disimula con algunos ribetes de tipo social y lo que ha jugado es a reforzar su imagen dentro del partido importándole muy poco el interés general del país.

Por supuesto que el Sr. Sánchez y su cúpula no quieren las nuevas elecciones porque saben la que se les viene encima.
Esto dice muy mal de un auténtico demócrata. Y yo pregunto, ¿puede llamarse tal al líder del centenario Partido Socialista Obrero Español, con el peor resultado de su historia la noche electoral? En cualquier democracia consolidada hubiera dimitido aquella misma noche si hubiera tenido la responsabilidad mínima requerida.

Pasa inexorablemente el tiempo y la situación sigue siendo la misma, totalmente frustrada y frustrante, y el pueblo ya está cansado como lo demuestra la propia encuesta en una cifra inédita, el 94% de la ciudadanía considera mala la situación política, el 76% cree inevitable nuevos comicios, cosa que irrita notablemente al resto de los partidos porque ya se avizora una pasada del Partido Popular, único coherente y asimilable a los grandes partidos de centro derecha y populares de Europa.

Creo ahora además que en tal situación casi angustiosa, no sería un ejemplo bueno a seguir la gran coalición que sería un totum revolutum y una amalgama de contradicciones difíciles de alcanzar un responsable programa de gobierno para nuestra nación.
En definitiva, hay que dar la voz a la ciudadanía el 26 de junio próximo, que tampoco está muy lejos, poco más de dos meses.
Espero que así sea para bien de nuestra patria y la seguridad, nivel de vida, educación en todos sus grados, protección social más avanzada aún y un más justo repartimiento de las cargas impositivas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine