Tribuna abierta

Consenso y servicios sociales

17.04.2016 | 02:00

H ace mucho tiempo que la concepción de la asistencia social por parte de las administraciones públicas superó la fase de la mera beneficencia, para convertirse en una política integradora y garantista de los derechos de las personas más necesitadas, a todos los niveles. Ese, que fue un primer paso importante, no evitó, sin embargo, que muchas instituciones siguieran adoleciendo de una estrategia definida en este campo y continuaran trabajando en función de lo que deparaba el día a día, con una visión cortoplacista a todas luces insuficiente.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aprobó a finales del año 2013 el que fue el primer Plan Estratégico Municipal de Servicios Sociales que diseñaba una administración local en Canarias. Un documento con el que la Corporación que presido puso negro sobre blanco lo referido a necesidades, objetivos, recursos y programas relacionados con esta materia. El plan, básicamente, persigue que la administración sea capaz de anticiparse a los problemas que puedan surgir en materia de protección social y dar una respuesta adecuada, proporcionada y justa en función de las propias demandas ciudadanas.

Este documento, que se empezó a aplicar en 2014, consta de cuatro grandes ejes estratégicos: atención a la población; atención a los colectivos específicos, organización de los servicios sociales y acciones transversales con otras áreas del Ayuntamiento. En relación con los colectivos específicos, ya tenemos elaborada la planificación de Mayores, Prevención de drogodependencias, Prevención y desarrollo comunitario e Interculturalidad.

A todos ellos se sumó esta misma semana el Plan de Atención a la Discapacidad: un documento, como el resto, fruto de un proceso altamente participativo, no sólo de las diferentes áreas del Ayuntamiento, sino del Cabildo de Tenerife, del Gobierno de Canarias y, sobre todo, de más de una veintena de colectivos y entidades ciudadanas representativas.

La elaboración de este plan específico se suma a otras iniciativas que hemos puesto en marcha en los últimos tiempos; entre ellas, la creación de una comisión específica de Discapacidad, dependiente del Consejo Social Municipal. Hasta entonces, los asuntos relacionados con la discapacidad eran abordados dentro de la comisión de Mayores y, en consenso con los distintos colectivos, entendimos que había que separar uno y otro ámbito. También consideramos que resultaba necesario crear una concejalía específica en materia de Accesibilidad, conforme a la determinación de convertir a Santa Cruz de Tenerife en una ciudad realmente accesible, que trabaja de la mano del sector, representado en la Mesa de la Accesibilidad.

Todas estas acciones entroncan con el propósito municipal, en el que venimos trabajando desde el pasado mandato, de gestionar de otra manera las políticas relacionadas con el mundo de la discapacidad. Sobre todo en aquellas cuestiones en la que el Ayuntamiento tiene la posibilidad de aportar algo, en el ámbito de sus competencias.

Administración y entidades ciudadanas hemos ido de la mano para diseñar este plan y seguiremos colaborando estrechamente para su aplicación efectiva en los próximos meses, porque somos

consciente de que sin la participación directa y activa de los colectivos que se ocupan de la discapacidad cualquier iniciativa pública en este sentido estaría abocada al fracaso.

En esta y otras muchas de facetas de la gestión municipal, la cooperación con los vecinos y colectivos ciudadanos no sólo resulta aconsejable sino imprescindible para convertir a Santa Cruz en una ciudad para todos y de todos. Ese es nuestro objetivo. Ese es nuestro compromiso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine