Espacio jurídico

Pensión de alimentos a cargo de los abuelos

02.04.2016 | 02:00

Son muchas las familias que sobreviven gracias a la pensión de los abuelos y cada vez son más los que se hacen cargo del cuidado de los nietos tanto por la difícil conciliación laboral como por la crisis económica que actualmente se vive. Normalmente, cuando nos encontramos ante un divorcio con hijos o ante un proceso de guarda y custodia en el que se acuerda, bien entre las partes o bien por parte del Juez, un Convenio Regulador en el que se establecen el régimen de visitas, los alimentos y el resto de deberes para ambos cónyuges respecto de los hijos comunes de la pareja, se establece una pensión de alimentos en la que, además, por norma general, se acuerda el pago de los gastos extraordinarios del menor por mitades entre ambos progenitores.

El derecho de alimentos debe ser, si no el primero en importancia, uno de los más trascendentales que consagra nuestro ordenamiento jurídico. Y el reconocimiento de este derecho en el orden familiar, su cuantificación, modificación y extinción son materias que cada día son objeto de litigios y resoluciones judiciales, especialmente por el gran incremento que la ruptura de las unidades familiares viene sufriendo nuestra sociedad.

Una reciente sentencia del Tribunal Supremo obliga a los abuelos a mantener a su nieta, imponiendo concretamente 115 euros para los abuelos maternos y 135 euros para los abuelos paternos, ante la ausencia de medios económicos de sus padres, separados y en situación de desempleo, obligación que sólo incluye alimentos, alojamiento, vestido y salud. Pero no en "gastos extraordinarios" como así pedían los progenitores, de clases de apoyo y de música.

Es el artículo 143 del Código Civil, que bajo el epígrafe de ´alimentos entre parientes´ determina la obligación de otorgar alimentos a los que tienen determinados parientes entre sí. De dicho precepto podría extraerse que los abuelos, tanto paternos como maternos, se hallan obligados a prestar alimentos a sus nietos, si bien dicha obligación estará siempre supeditada a la carencia de medios por parte de los padres, puesto que, esta obligación está jerarquizada en función de la proximidad del parentesco.

Esta cuestión no es en absoluto novedosa y plantea un problema de gran calado social. La obligación de alimentos de los abuelos a favor de sus nietos se ha venido apreciando en muchas otras Sentencias. Lo que ocurre es que en la mayoría de los supuestos, los abuelos los prestan de manera voluntaria. Los años de crisis han empujado a los españoles a apretarse el cinturón más que nunca, y los abuelos se han convertido en un gran apoyo para las familias.

A pesar de ello, existen casos en los que, por motivos muy diversos, resulta finalmente necesario reclamar por vía judicial a los abuelos el pago de alimentos cuando los progenitores no puedan afrontar el pago de dicha pensión y siempre de una manera proporcionada a los ingresos o posibilidades de las que disfruten los abuelos.

Los abuelos siempre han sido un referente familiar y en los últimos años se han convertido en imprescindibles. Son el colchón de las familias españolas, ya que gracias a ellos pueden mantener su nivel de vida o simplemente subsistir. Y la insolvencia de los padres, obliga en muchas ocasiones a tener que afrontar de cara a sus nietos los gastos de sustento, habitación, vestido y asistencia médica. Eso sí con respeto estricto del principio de proporcionalidad teniendo siempre en cuenta las necesidades del que tiene derecho a ello, y las posibilidades de quien tiene obligación.

munguia@munguiaabogados.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine