A la contra

Bienvenido, señor Sánchez

27.03.2016 | 01:00

Santiago Negrín, presidente de la Televisión Canaria, llegó a la tele el mismo día de su nacimiento. Miento, Negrín ya se rodaba en la redacción del Telecanarias en la sede de la antigua discoteca Ku, cuando el canal autonómico ni siquiera emitía la carta de ajuste. Allí se curtió durante un buen puñado de años (yo coincidí algunos con él) y al cabo del tiempo dejó los menesteres televisivos para llevar los gabinetes de comunicación de Adán Martín, primero, y del Parlamento de Canarias, después. Ahí, hasta que lo fichó Lourdes Santana.
Ambos habían trabajado juntos en los informativos de la época de Socater. A Santana cada vez la proponían para algo que tenía que ver con la Canaria o aparecía en alguna quiniela, ella, que es lista como una tea, espetaba que mejor era Santi. Y así fue. Un día se terció y salió el nombre de Negrín. Cuando fue proclamado, un buen puñado de fulanos y fulanas se dedicaron a dejar caer por ahí que la sugerencia de Santiago al mismísimo presidente para dirigir los destinos de la cadena semipública había sido de todos ellos. Hombres y mujeres que decían por doquier manejar hasta al propio Clavijo. Colaboradores de tertulias y empresarios varios que van por ahí largándose el pedo más grande que el culo y son sabedores de que Fernando es un hombre difícilmente manejable.

Cuando entró en el ente lo primero que hizo fue encomendarse a San Judas Tadeo, patrón de las causas imposibles, porque la Tele que heredó Santi de Willy, Clavijo de Paulino y los ciudadanos heredamos de los desmanes del PP, PSOE y CC no hay por dónde cogerla. Se mamaron hasta el último euro. En Fiscalía está la cosa. Dejaron la caja tiesa como la almojama y a la Tele con la credibilidad por los suelos, por decir algo.

Sin embargo, Santiago le ha mandado un empujón para arriba de dos puntos en solo dos meses. Y marzo va por el mismo camino. Los servicios informativos y los telenoticas son los preferidos de los canarios, con las mejores audiencias. El TN1 es líder absoluto, por encima de todos los informativos regionales y nacionales. Más que los nacionales de Telecinco o Antena 3, Cuatro o la Sexta. Todo eso, haciendo información, dejando trabajar y sin petar los telediarios a sucesos e inauguraciones de Paulino y la primera dama a supermercado u ordeños de cabras majoreras en directo. Las tiras diarias de la tarde, franja donde la TVC había dejado de competir hace tiempo, comienzan a asentarse con dígitos que ya están en media de cadena. Desde comienzos de año, la TVC ha recuperado las mañanas, ofreciendo producción propia con contenidos informativos y de cercanía de 8:00 de la mañana a 15:30 de la tarde. Cosa que no ocurría desde el año 2010.

Y todo esto por medio peso. Consiguiendo más de 13 horas de producción propia al día. Con menos recursos, sin fútbol y con un escenario judicial de cámbate las patas. ¿No sería lógico dejar trabajar a quien sabe conseguir audiencia y prestigio y no precisa robar? ¿Sería mucho pedir a periodistas sobrecogedores, como el del frenillo, alias el desleal, que no se ocupe tanto de la Televisión Canaria y que no se preocupe en colocar a su hijo en alguna productora amiga o echadero audiovisual, sino en enseñarlo a valerse por sí mismo y no por las relaciones de papá? Ay, esos periodistas, acompañados por otros que no lo son, que en su día también mamaron de lo público y de lo privado al mismo tiempo que seguía cobrando de la empresa para la que trabajaban.

A Santi lo puso en la Tele Clavijo, los refrendó el Parlamento y todo lo demás está por venir, pero, mientras tanto, qué les parece dejarlo trabajar. Trabajo límpio€sin robar.


Despistados como cuyas

Dicen las malas lenguas que la agenda tinerfeña del socialista Pedro Sánchez, candidato a presidir España, la preparó la Lecherita del Carnaval. De ahí que su visita por la Isla pareciera un camino de cabras. Pedro llegó a Tenerife, después de un garbeo por Gran Canaria, de la mano de Paco Francis. A su llegada a la Isla lo esperaba una corte de babosas, entre las que estaban, además de Paco Hernández Spínola (alias baba de caracol), Patricia Hernández y senadores y diputados, a los que a pesar de ya estar cobrando no se les ha visto mover un papel en el Senado y Congreso. Nunca he digerido bien la imagen de esos grupos de pelotas de cualquier partido, que, cuando viene su líder a Canarias, se unen en manada como animales en celo, soltando una babas que ni mi sanbernardo.

Está claro que Sánchez no vino a hacer campaña. Al contrario, se acercó a las Islas a lavarse las patas con agua salada, que al parecer es bueno para la circulación.

Los socialistas tinerfeños no sabían por dónde pasear a su líder nacional. Sopesaron múltiples propuestas: llevarlo al Octopus, una visita a los lavaderos de El Sauzal, una comida con el empresario Ambrosio Jiménez –con intérprete de signos incluido– o una visita a la Casa de los Balcones para que aprendiese a calar. Pero, definitivamente, los socialistas, muy cucos ellos, optaron por lo social. Así que, a primera hora de la mañana, los de la rosa y el puño lanzaron a los medios la siguiente convocatoria: Visita al centro Acaman para personas con dispacidad intelectual, situado en San Miguel de Geneto 73, La Laguna. Debió de no gustarle al centro el uso político, que los de Sánchez en Tenerife lanzaron una segunda convocatoria: Visita al centro de adultos Hermano Pedro en Las Delicias, Santa Cruz. Por si no lo saben, Sánchez y los suyos, los alumnos del Hermano Pedro presentan discapacidad intelectual. Sería bueno que el Gobierno del que participan en las Islas no les retiraran las ayudas.

No cabe duda de que Pedro observó la improvisación total de su equipo en Canarias. ¿Por qué ahora centros sociales sensibles? ¿Ahora? Cuando resulta que tenemos la mierda de Servicios Sociales en las Islas fruto de la ineptitud de los gobiernos de antes y de ahora, compuestos por nacionalistas y socialistas. ¿Por qué no llevaron a Pedro a revisar expedientes de parados de la PCI o los correspondientes a la Ley de Dependencia? ¿Por qué una visita al insufrible hospital del Sur y a la pretensión de hospital del Norte con los que tantos compañeros suyos han hecho campaña a sabiendas de que mentían?

La agenda de Sánchez

Por si Pedro decide volver –que entendiendo que está próximo un congreso, en el que Susana Díaz no se lo va a poner fácil, y unas elecciones– si no va a formar Gobierno, propongo la siguiente agenda:

10:00 horas – Llegada al aeropuerto. En las escalinatas le esperarán Paco Hernández Spínola (después de pasar el control de armas, cuchillos incluidos) y un nutrido grupo de dirigentes socialistas. Además, en su honor, Julio Cruz interpretará a capela, plan Rihanna, la Internacional.

11 h. Para en La Laguna para saludar al Fari de La Verdellada, a Javier Abreu, al obispo y a una prima de la tía segunda del Padre Anchieta.
12 h. Encuentro en el Heliodoro Rodríguez López con el presidente blanquiazul Paulino Rivero (para esas fechas ya Miguel Concepción lo habrá encajado en el Club). Allí ambos hablarán el Plan Zapatero, que tanto bien hizo a Canarias.

13 h. Visita al mamotreto, donde los socialistas canarios lo recibirán con un Carnaval de día. Allí Pedro tiene previsto un encuentro sin cámaras con Casimiro Curbelo, Ana Lupe Mora, El marqués de la Oliva, Eligio Hernández y Agueda Montelongo.

14 h. Parada, aún por determinar, para hacerse un tatuaje.

15 h. Almuerzo en una conocida arepera de La Cuesta, a la que Pedro acude todos los años para mandarse reina pepiada y un pabellón criollo. Está previsto que al término de su hartada, Sánchez se dirija al servicio para hacer sus necesidades en las más estricta intimidad. A su salida del retrete, los periodistas podrán hacer preguntas y tomar fotos mientas el susodicho se enjuaga las manos.

16:30 h. Visita al Museo del Carnaval. Lo acompañará Primi de Bambones, enarbolando una bandera gay (por aquello de que sigue sin definirse).

17 h. Paseo y baño a la playa proyectada por Nacho González en Santa Cruz. (Planificó tantas que la organización anda grillada buscando una ubicación para convocar a los medios).

18 h. Sánchez acudirá al hospital del Norte para pruebas ginecológicas.

18:30 h. Merienda con los alcaldes del Norte, del Sur, del Este y del Oeste en el Anillo Insular. Habrá menú único para todos compuesto por un bocadillo de mortadela, elaborado con mucho cariño por Ani Oramas (Ella es muy amiga de Pedro, antes lo fue de Zapatero), y clípper de fresa, una donación de Coalición Canaria por el aguante socialista.

19 h. Si no les coge cola en la autopista del Norte, visita a la Basílica de Candelaria, donde Pedro rogará a la Patrona por la unidad socialista en Canarias. Está más fácil que la Virgen cambie de colar a que Nuestra Señora obre ese milagro.

20 h. Regreso al aeropuerto Tenerife Norte. Allí lo esperará la chica del quiosco que está justo después del control de pasajeros para ofrecerle un chupito de licor de plátano y un fleje de cartones de Marlboro, además de una matita de aloe vera.

No me digan que no es un buen plan. A mi gusta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine