Tribuna abierta

Personas sin hogar, responsabilidad compartida

13.03.2016 | 02:00

El próximo miércoles he convocado una reunión interadministrativa para abordar la problemática de las personas sin hogar en la Isla, a la que están invitados representantes del Cabildo de Tenerife, de la Subdelegación del Gobierno y del Gobierno de Canarias, así como de entidades del Tercer Sector con las que venimos trabajando en este campo. El encuentro se producirá en el marco de la comisión municipal técnica de Personas Sin Hogar.

Alguien se podrá preguntar por qué el Ayuntamiento de Santa Cruz promueve esta iniciativa. La respuesta es muy sencilla: nuestra ciudad cuenta con un Centro Municipal de Acogida, conocido popularmente como Albergue Municipal, que presta asistencia a los "sin techo" que llegan de otros puntos de la Isla. No hay en Tenerife otro centro de similares características, con lo que Santa Cruz ha de dar respuesta con sus propios medios y recursos a una problemática insular.

No parece razonable que tengamos que seguir asumiendo en solitario la atención de estas personas y la búsqueda de soluciones a nivel socio-asistencial. Antes al contrario, la respuesta debe venir de una acción coordinada y múltiple de todas las administraciones con competencias en materia de exclusión social: Ayuntamiento, Cabildo, Ejecutivo autónomo y Gobierno central. Debemos sentarnos y determinar un plan de trabajo que nazca del convencimiento de que el asunto es una responsabilidad de todos y que todos somos también parte de la solución.

En ese sentido, durante la reunión abordaremos temas como el aumento de la financiación, la creación de nuevos recursos (de acogida, de alojamiento nocturno, pisos supervisados o recursos intermedios) en otros lugares de la Isla o el necesario aumento de plazas para población con problemas de salud mental y personas mayores sin hogar.

El Ayuntamiento de Santa Cruz, a la vista está, nunca ha dado la espalda a este problema y ha actuado siempre con responsabilidad y rigor. Además de los recursos propios y concertados con que cuenta el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), existe un procedimiento para el traslado no voluntario de personas sin hogar con problemas de salud mental de la calle a recursos sanitarios, y se ha articulado un protocolo coordinado con el Servicio Canario de Salud para las altas orientadas de este tipo de casos. Pero se da el caso de que, por ejemplo, el Centro Municipal de Acogida cuenta con 100 plazas, que se ocupan a diario en su práctica totalidad, lo que hace urgente la habilitación de nuevos recursos asistenciales en otros puntos de Tenerife para dar una mayor y mejor cobertura a los usuarios.

Quiero destacar en este punto el magnífico trabajo que realizan los profesionales de IMAS sobre el terreno y a diario, dando respuesta a situaciones que requieren de enorme tacto, sensibilidad y discreción: desde hace seis meses, el Ayuntamiento trabaja en un operativo coordinado entre las concejalías de Atención Social, Seguridad y Servicios Públicos que está permitiendo el desmantelando progresivo, y por razones de seguridad e higiene, de un asentamiento en las inmediaciones del pabellón Pancho Camurria. Desde el mes de septiembre, más de una veintena de personas han desocupado voluntariamente el lugar, a las que se ha ofrecido soluciones alojativas.
Estas personas reciben a diario el apoyo y asesoramiento de los trabajadores sociales de la Unidad Móvil de Acercamiento (UMA), cuya labor quiero reconocer y agradecer.

Esta actuación es una de las muchas que se realizan desde el Ayuntamiento de Santa Cruz en materia de protección y asistencia social, pero nuestro municipio precisa de la ayuda de otras administraciones para abordar un fenómeno que no es exclusivo de nuestra ciudad y, que sin duda, requiere de la solidaridad de todos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine