Tribuna abierta

El oro negro gomero

22.02.2016 | 02:01

P ocos asuntos logran sumar a todos los grupos políticos con representación en el Parlamento de Canarias. La miel de palma gomera, la única auténtica y singular, lo consiguió. Esta semana se ha dado un paso más hacia la protección y la pervivencia de un producto que es tradición, cultura, paisaje, turismo, empleo, artesanía, familia, gastronomía y salud.

Si desde hace ya años La Gomera, con el Cabildo al frente, reclama garantías -se han llevado a cabo campañas de sensibilización y negociaciones a todos los niveles, o concedido ayudas a los guaraperos-, desde el pasado miércoles contamos, además, con el respaldo de todos los diputados canarios, que votaron de manera unánime una iniciativa presentada por Agrupación Socialista Gomera (ASG), y a la que se añadieron propuestas del PSOE y CC, además de una aportación, también de ASG, planteada a raíz de una propuesta de Podemos, que igualmente se ha querido sumar a la defensa de nuestra miel de palma.

Se impuso la sensatez y se alcanzó el acuerdo. Sin protagonismo ni abanderados: la bandera es de los guaraperos. La miel de palma gomera es un producto del que se tiene noticias desde hace varios siglos, un tiempo en el que los hombres y las mujeres de nuestra isla han sabido conservar y perfeccionar técnica, sabor, dulzura y frescura. Hablamos de un producto indispensable en la gastronomía insular, y al que la medicina tradicional también le reconoce propiedades curativas en enfermedades de garganta o catarros. Se trata, en definitiva, de una auténtica seña de identidad, incluso en la nueva cocina y, por tanto, un aliado perfecto de nuestro principal motor económico: el turismo.

La miel de palma, igual que otros productos agrolimentarios canarios, es complemento ideal de nuestro paisaje y nuestro Parque Nacional de Garajonay. Es el oro negro de La Gomera y desde La Gomera agradecemos a todos los que en los últimos tiempos se han sumado a nuestra lucha, que finalmente se concretó en un texto parlamentario único, dirigido a conseguir la denominación de origen, impulsar difusión y conocimiento -sólo se ama aquello que se conoce-, evitar el intrusismo y facilitar la comercialización, que requiere la eliminación de trabas burocráticas.

Son 9 puntos, en los que se deja claro que el uso del término y la comercialización deben ser exclusividad de los productores gomeros. Se acordó, además, que el Gobierno canario debe conceder ayudas al sector, en colaboración con el Cabildo de La Gomera, y que se debe conservar el nombre por el que se conoce este producto. La elaboración de un catálogo agroalimentario y medidas coercitivas para frenar la competencia desleal, así como la creación de una comisión de defensa de la miel de palma, formada por instituciones y representantes del sector, y la realización de un estudio, amplio y detallado, con el fin de que Gobierno central y Europa conozcan con exactitud la realidad del alimento -visita a La Gomera incluida- completan los compromisos asumidos.

Y es que no sólo hablamos de que La Gomera es la isla canaria con más palmeras censadas -más de 200.000- , sino también de que el tratamiento de la palmera y la elaboración de la miel de palma son actividades regladas y reguladas por el Cabildo, que nunca ha dudado de la importancia de este subsector. Prueba de este respaldo es la apuesta por un Plan de Recuperación de la Palmera Canaria en La Gomera, que también facilite la pervivencia del sector guarapero, impulsado por ASG, donde estamos convencidos de que la producción agroalimentaria de cada isla y, con más razón aquella a través de la que nos singularizamos, es de vital importancia para asegurar nuestro desarrollo.

Han sido múltiples las acciones llevadas a cabo para ayudar a los productores y comerciantes, así como para conseguir que se respete la denominación Miel de Palma. Pero no por ellos nos vamos a quedar parados. Seguiremos trabajando con nuevas acciones como la iniciativa que defenderá en la Cámara Alta la senadora de ASG Yaiza Castilla y las ayudas previstas por el Cabildo para las empresas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine