Tribuna abierta

Hilo directo con los vecinos

20.02.2016 | 23:43

H e dicho muchas veces que las puertas del Ayuntamiento están abiertas a cualquier vecino o a cualquier entidad que actúe en su representación para hablar de aquellos asuntos que les afecten, preocupen o inquieten. Y he actuado en consecuencia porque estoy convencido de que esa interlocución no solo es necesaria, sino absolutamente imprescindible. No se trata ni de una pose ni de una vacía declaración sobre la importancia de la participación ciudadana en los asuntos públicos. Muy al contrario, desde que asumí esta responsabilidad como alcalde de la ciudad, he predicado siempre con el ejemplo. No hay mejor manera de que un municipio avance y progrese que la de contar con la opinión y la colaboración leal de los propios vecinos; la de contrastar pareceres y escuchar sugerencias y, cómo no, también críticas.

Esta misma semana he tenido la oportunidad de mantener varias e intensas reuniones con vecinos de diferentes barrios de la ciudad –y de distintos distritos– para analizar realidades y estudiar proyectos de mejora. El martes pasado me reuní con representantes de colectivos del Distrito Suroeste, en un encuentro donde se pusieron sobre la mesa algunas de las demandas de los barrios que lo conforman y donde avanzamos en la concreción de diversas actuaciones relacionadas con accesibilidad o mejora de los equipamientos públicos.

El día siguiente me reuní con medio centenar de representantes de vecinos y comerciantes de la calle Méndez Núñez para presentarles el avance del proyecto de mejora de esta importante vía, en el tramo comprendido entre la plaza Fernando Pessoa y el cruce con la Rambla de Santa Cruz. Un proyecto que está concebido para aportar calidad de vida a los vecinos, facilitar el tránsito de vehículos y contribuir a revitalizar una de las vías que delimita el barrio de El Toscal. Nos encontramos en fase de consulta, con el objetivo de consensuar el proyecto y mejorarlo con las aportaciones y las opiniones de todos, algo que empezamos a hacer precisamente ese día.

Ese contacto directo con los vecinos tuvo continuidad el viernes con el denominado Grupo Motor de Cuesta Piedra. En este caso, durante la reunión se analizaron tres importantes proyectos para el barrio, integrado administrativamente el Distrito Salud-La Salle: el nuevo complejo deportivo, que incluirá una piscina cubierta y gimnasio, además de otros equipamientos; la construcción de una plaza y la culminación de la obra de urbanización de la zona que quedó pendiente tras la reposición.

También el pasado jueves se entregó la obra de drenaje de aguas pluviales de La Gallega, un proyecto impulsado por el Ayuntamiento y por el Cabildo de Tenerife, pero que ha sido el resultado de un amplio proceso participativo previo con los vecinos, precisamente los afectados en los episodios de lluvias intensas y quienes mejor podían identificar los puntos "negros" sobre los que actuar.

Con todo, esta semana no ha sido excepcional en la atención que el grupo de gobierno municipal presta a los vecinos, sino que ésta es la forma de proceder habitual y la que seguiremos manteniendo en los próximos años. Porque somos plenamente conscientes de que los ciudadanos no son solo sujetos de la acción política sino que deben ser los auténticos protagonistas en el diseño de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine