A la Contra

Patricia no habla

30.01.2016 | 23:25

El rumbo que está tomando Patricia Hernández –no sé si por el viento que ella misma genera o por el soplido enfurecido de sus compañeros socialistas (que en lo privado no lo son tanto)– está propiciando una manera de gobernar Canarias que igual funciona y hasta la copia el Parlamento Europeo, aunque no es descartable que Fernando Clavijo se harte de tanta bobería y se arme la marimorena.

La nueva técnica de gobierno tiene varias fases. La primera consiste en que el presidente y Patricia no se encuentren ni hablen antes de un Consejo de Gobierno. Así, al parecer, lo ha decidido ella. Por otro lado, Hernández prefiere participar en esas reuniones, en las que el Ejecutivo toma decisiones a puerta cerrada, a través de vídeo conferencia. Y, si se tercia, levantarse y mandarse a mudar, como quien no quiere la cosa.

La segunda fase llega tras el mosqueo. Harto Clavijo de que su vicepresidenta le esquive la mirada y lo evite por los pasillos, convocó a sus adláteres y les propuso un concurso de ideas cuyo principal objetivo era sentar a los dos mandamases del Gobierno y que ambos pudieran dialogar. Nació de ahí la fórmula Barragán, consistente en que el susodicho, mismamente, acompañara a Fernando y en que Aarón Afonso hiciera lo mismo con Hernández para que ésta no se sintiera intimidada. Al parecer, esta fórmula tampoco ha conseguido que el diálogo fluya entre ambos dirigentes. Y el propio Aarón (un tipo serio) tiene la sensación de que esto hay que hacérselo mirar.

Ya fuera de coña, lo cierto es que la vicepresidenta no habla con el presidente. Y no es porque Fernando no quiera, sino porque Patricia ha decidido no mediar palabra. A los ciudadanos eso nos debería dar igual pero lógicamente no nos la puede dar porque se trata de dos personas que están en la obligación de dialogar y de llevar a buen rumbo a esta tierra.

Por si fuera poco y al margen de lo que les he contado, los varones del Sur están revirados contra su promocionada. A este malestar de los socialistas sureños contra su lideresa Patricia Hernández se han unido los que la estaban esperando en la bajadita desde hace mucho tiempo. Y, aunque parezca que aquí todo está quieto y que no se moverá una paja hasta que se aclare cómo quedará el Gobierno de España, lo cierto es que en el PSOE se está montando una de agüita, con un ruido de sables ensordecedor incluido. A nadie se le escapa que no hay nada más peligroso que un socialista soltando la rosa y empuñando un sable. Eso es el fin del mundo. El acabose.

El láser

Tardo poco Leo García (concejal) en dar la espalda a Fermín Correa (alcalde). Rápido olvidó lo difícil que era gobernar, según él, junto al desleal Haroldo Martín. Igual de rápido se le fue de la cabeza a Manuel Domínguez, alcalde de Los Realejos y líder insular de los populares, el pacto que suscribió su partido en Güímar para gobernar junto a los socialistas y que, al parecer, ahora se le atraganta ese mismo modelo en La Victoria de Acentejo. Imagino que en los planes de censura vitoriera el PP tinerfeño, que está que se sale, no ha escuchado el llamamiento del PP de Rajoy al PSOE de Pedro Sánchez para alcanzar un acuerdo y gobernar juntos por el bien de España. Para Domínguez, La Victoria debe ser una especie de estado independiente donde lo que es posible en otros sitios en ese no lo puede ser. El partido de Leo García está tratando a sus conciudadanos como catetos y, probablemente, su ambición legítima por abrazar más poder no se lo permite ver. ¿Por qué García aupó a su compañero Fermín Correa a convertirse en alcalde, contraviniendo en su día la orden del partido? ¿Y por qué ahora se ha vuelto tan obediente? Todo tiene un porqué, y, a lo mejor, la clave estaría en el láser. ¿El láser? Dispositivo óptico que genera un haz luminoso de una sola frecuencia, monocromático, coherente y muy intenso, mediante la estimulación eléctrica o térmica de los átomos, moléculas o iones de un material.

Haroldo Martín, agarrado al enchufe
Durante todo este tiempo, el futuro alcalde de La Victoria, Haroldo Martín, no ha sido carne de cola del paro, ni se ha dedicado a repartir currículum a diestro y siniestro, como cualquier hijo de vecino con su edad, que se queda sin trabajo. A Martín, afortunadamente no le ha faltado un plato de comida. Desde que no es alcalde, ha estado acogido en el seno del señor, como asesor del señor presidente. Su opinión, al igual que la de otro exalcalde, Faustino Alegría, el de El Tanque, ha sido trascendental en estos seis meses de gobierno en Canarias. Se desconocen los informes y trabajos de sendos exmandatarios municipales, pero en su haber tenemos que destacar un informe que juntos elaboraron sobre el vuelo de la paloma buchona. Y otro sobre el funcionamiento y colocación de los enchufes.

Susto carnavalero

La buena de Gladys de León se llevó un susto el domingo pasado, cuando, en medio de la Gala de Elección de la Reina Infantil, empezó a escuchar desde el escenario aquello del "sufre mamón, devuélveme a mi chica, o te removerás entre polvos pica pica...". La concejala de festejos no daba crédito a lo que escuchaba. Y que conste que los que cantaban no eran precisamente los Hombres G. No fue lo único que sorprendió a la edil, ni a los cientos de internautas que hicieron llegar sus quejas a través de las redes, ni al millar de personas, principalmente niños, que acudieron al Recinto. Extrañó precisamente que en una gala para los más pequeños, Lucas Balboa debió, sin querer, olvidarse de ellos.

No paso lo mismo en la Gala de los Mayores. Ya se encargó Gladys de repasar guiones para evitar sorpresas. Y, de paso, estar todos más tranquilos. He dicho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine