Editorial

Inversión equivale a empleo y desarrollo

17.01.2016 | 02:00

E l incremento de la inversión pública lleva aparejado un fortalecimiento de la economía, un descenso del paro, que desemboca en un aumento del consumo, y un impulso de la competitividad. Contribuye, en todo caso, a acelerar el ritmo de la recuperación de la actividad económica tras años de recesión. Una crisis que desde 2007 ha golpeado especialmente al Archipiélago, que llegó a rozar el 35% de desempleo según los datos de la Encuesta de Población Activa.

En 2015 se vislumbraron síntomas de mejoría, según revelan estas primeras semanas de enero la mayoría de los balances y los indicadores económicos. En Tenerife, por ejemplo, el sector turístico, motor de la economía de la Isla y del Archipiélago, cerró con 10.566 contratos más que el ejercicio anterior, lo que supone un incremento del 9,2%.

Este estado de ánimo se ve reflejado en los presupuestos de las tres principales instituciones de Tenerife: Cabildo, Ayuntamiento de Santa Cruz y también, aunque en menor medida, La Laguna.

Las cuentas de la Institución insular ascienden a 648 millones, lo que supone un aumento del 5,8% respecto a 2015, y se convierten en el segundo presupuesto más alto en la historia de la Corporación. El capítulo inversor se dispara un 10,4%, hasta los 147 millones, más los 28 millones correspondientes a la operación de endeudamiento aprobada por el Cabildo, lo que se traducirá en más fondos para gasto social, educación, capacitación e innovación, empleo e inversión, que son los cuatro principales objetivos de la Institución para este ejercicio. El 54% de los recursos se destinará a los servicios sociales y de bienestar de los tinerfeños. Mención especial merece la generación de empleo, que contará en 2016 con un presupuesto de 4,5 millones, una cifra que supone un incremento del 45% con respecto al año anterior. Estas cantidades se podrían incrementar en función de los recursos que el Gobierno de Canarias destine a los cabildos en el marco del Plan de Desarrollo financiado con los fondos del extinto Impuesto sobre Tráfico de Empresas (ITE).

La crisis aún no ha finalizado, porque numerosos tinerfeños se encuentran en paro y, de ellos, más de la mitad carece de ingresos, pero la inversión programada servirá para aliviar la situación de centenares de personas.

En Santa Cruz, las inversiones se incrementarán durante este año un 35% con el objetivo de reacticar la economía de la ciudad. El Ayuntamiento gastará 230,5 millones de euros, un 5,6% más que en 2015, y de ellos 30 millones estarán destinados exclusivamente a las inversiones, frente a los 22 millones del ejercicio anterior. No sólo crecen las inversiones, sino la manera de trabajar, según explicó el alcalde, que trabajará con planes plurianuales hasta 2020, como el plan de barrios, la rehabilitación y reposición de viviendas, la recuperación del patrimonio histórico o la remodelación de instalaciones deportivas. Todo ello, los datos lo demostrarán a final de año, reducirá las altas cifras de desempleo que arroja actualmente la capital tinerfeña.

La Laguna, envuelta en una crisis política tras las elecciones locales, ha elaborado unos presupuestos no tan optimistas como las otras dos instituciones, pero dibujan un leve incremento de dos millones de euros en el capítulo de inversiones. Las cuentas aún no han sido aprobadas -deben ir a pleno a finales de este mes- pero mejoran las cifras anteriores.

Las tres grandes instituciones de Tenerife, también los principales ayuntamientos del Norte y del Sur, han apostado por la inversión. Es la mejor fórmula para cimentar una actividad económica al alza que redundará en creación de empleo y desarrollo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine