Cantina ilegal

Carnaval navideño

14.01.2016 | 00:23

E n realidad, creo que me equivoqué a la hora de elegir el día de ayer para abrir, un año más, mi cantina de Carnaval. Eran las tres de la mañana y aún quedaban carnavaleros ahogando sus conversas en cuartas de vino y garbanzas de las de mi madre; toda una paliza que consiguió que acabase totalmente reventado en mi primer día al frente de mi negocio. Aunque también es verdad que fue una noche de alegrías al ver por mi local, caras que hacía un año que no veía. Muchos murgueros entusiasmados por la cercanía de su concurso pero también muchas candidatas y diseñadores que venían a echarse un condumio, después de conocer el orden en el que participarán en cada una de las galas.

Digo que quizás me equivoqué porque elegí para abrir mi cantina el mismo día en que se celebraba el primer acto del carnaval; una mini-gala que, dirigida por Enrique Camacho, esbozó los primeros compases carnavaleros en el remodelado Puente del Cabo, en la Calle Afilarmónica Ni-Fú Ni-Fá. Muchos clientes de mi negocio comentaban, entre trago y trago, que este año está gustando mucho el andar de la perrita con las decisiones que se están tomando en Fiestas. La celebración de la gala inaugural en uno de los entornos más carnavaleros de la ciudad, la decisión de reducir finalistas en Murgas Adultas mirando por la calidad del espectáculo, el involucrar a los grupos del carnaval en las medidas de seguridad que regirán alrededor de los actos, la elección de Javi Torres como autor del carnaval y el resultado de su obra, la apuesta por el retorno a un escenario de los de antes€ son decisiones que apuntan a que este carnaval que ayer comenzó, puede ser una edición en la que disfrutaremos sin dudar de las cosas bien hechas.

Falta ver el resultado de otras decisiones para comprobar el éxito o fracaso de su apuesta: la elección de Enrique Camacho como director de la Gala o el cambio en el sistema de puntuación de murgas adultas. Todo ello, en un carnaval que debido a su cercanía a la celebración de Navidad y Reyes viene marcado por los apuros en muchos de los grupos que, presa de los nervios y las prisas, han bautizado esta edición como la del Carnaval navideño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine