Editorial

Una agenda para el futuro de Tenerife

27.12.2015 | 02:00

Los países más desarrollados y más igualitarios del mundo son los que más invierten en educación. No es una frase hecha; lo dicen las estadísticas internacionales y lo corroboran los expertos. Pero la educación va mucho más allá de garantizar el acceso a los ciclos obligatorios y de facilitar el acceso a los ciclos superiores. Va mucho más allá de un calendario de cursos y asignaturas, de unos conocimientos mínimos para que los individuos puedan manejarse en la vida, tanto en la cotidiana como en la profesional. La educación es también un proceso de sociabilización, que implica una concienciación cultural y conductual. Según la definición del término en toda su amplitud, el proceso educativo se materializa en una serie de habilidades y valores que producen cambios intelectuales, emocionales y sociales en el individuo. De acuerdo al grado de concienciación alcanzado, estos valores pueden durar toda la vida o sólo un cierto periodo de tiempo. La educación, vista desde esta perspectiva, produce no solo individuos preparados, sino una sociedad preparada.

Esta es la base sobre la que se apoya el programa Tenerife 2030: fortalecer la educación en todo el amplio sentido del concepto para crear una Isla más y mejor preparada para el futuro inmediato. Es la principal apuesta de Carlos Alonso, presidente del Cabildo de Tenerife, para este mandato. Se trata de un área, más que de un simple plan, que aglutina la innovación, la cultura y el deporte; un pilar sobre el que se construirá un nuevo modelo de sociedad menos dependiente de la economía de servicios y más emprendedora, sostenible e igualitaria; un modelo que además pretende traer consigo un mundo de oportunidades en el que cualquiera, independientemente de los medios con los que haya contado en su juventud, pueda tener un sitio e incluso triunfar.

Tenerife 2030 es una hoja de ruta para el futuro pero desde el presente. De ahí que el Cabildo tenga previsto ir dotándola de medios económicos. Así lo ha anunciado Carlos Alonso: "Hacienda lo está coordinando con todas las áreas pero el presupuesto va a crecer bastante en la capacidad que tenemos para las becas, innovación, deportes y también en cultura; creo que incluso casi hasta el doble de lo que tiene actualmente. El objetivo es ser muy ambiciosos progresivamente en estos cuatro años. Por ejemplo, en becas de inmersión lingüística ahora estamos hablando de 200 para el año que viene, que se van a duplicar respecto a este ejercicio, pero el objetivo es tener 1.000 para final de mandato. Eso supone multiplicarlas por cinco".

Según el presidente insular, "lo importante es fomentar la creatividad, que está vinculada a la cultura, y aumentar el deporte como vehículo para implantar valores en la educación, en la formación de la persona". Señala, además, que "toda la parte de educación va a crecer muchísimo porque queremos apostar por la educación complementaria de idiomas y prácticas profesionales. El área de Innovación, que ya tiene un peso específico, va a crecer en contenidos. Fomentaremos la innovación desde la Universidad y eso supone apoyar el conocimiento en las personas, no solo en las infraestructuras".

Programas de actividades que complementen la educación básica en todas las edades, becas para estudiar en el extranjero, ayudas incluso para que los profesores puedan aprender o mejorar otros idiomas -una de las grandes cuentas pendientes de la educación en Canarias-, apuesta por la innovación desde los propios centros educativos, mejora de las infraestructuras deportivas, programas de impulso de la participación de las mujeres en la gestión deportiva, centros para desarrollar programas de innovación y tecnología (Parque Científico y Tecnológico de Cuevas Blancas y Centro de Aislamiento de Animales Exóticos, ambos en construcción), planes para aumentar la incidencia de las energías renovables, respaldo a los autónomos, impulso de la emprendeduría, proyectos para acercar la Universidad al tejido productivo...

Todo diseñado no solo para dotar de más herramientas de desarrollo a las nuevas generaciones, sino específicamente de más capacidad para encontrar y generar empleo. Como explica Carlos Alonso, "lo que tenemos que hacer es insistir en la formación técnica, que van a seguir demandando los profesionales en el futuro, y para eso la Universidad tiene que seguir apostando por ese tipo de carreras". "También aumentar el nivel de contactos con el sector empresarial, tanto a través de prácticas como a través de los proyectos de grado y posgrado, donde los alumnos tienen que realizar un proyecto de fin de carrera que debe ser eminentemente práctico y con mucho contacto con la realidad empresarial. De hecho, lo que estamos ideando en ese ámbito es una oficina de proyectos relacionada con la innovación y que vincule más la Universidad con el sector empresarial. Eso creo que es clave", añade el presidente del Cabildo de Tenerife.

El diseño de Tenerife 2030 no está ni mucho menos cerrado; está abierto a las opiniones de los diferentes actores, desde las instituciones educativas y los profesores a los propios estudiantes, que demandan una mayor adaptación de las asignaturas a las nuevas tendencias, la innovación y la cultura. Además, el Cabildo quiere crear una red de embajadores en el exterior, tinerfeños que por las razones que sean se tuvieron que marchar a otros países pero que servirían para promocionar las oportunidades que ofrece la Isla en todos los ámbitos, desde el turístico hasta el tecnológico.

Hay base para ser optimistas y para alcanzar los objetivos de Tenerife 2030. Hay Universidad, institutos que son bandera en la investigación a nivel internacional (como el Instituto de Astrofísica de Canarias o el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables de Granadilla), infraestructuras de todo tipo, un desarrollo de las redes de comunicación (el Superordenador Teide HPC), una juventud que cada vez es más exigente con la formación que recibe... Y ahora, además, se suma una agenda, un programa, un área de desarrollo de proyectos concreto para aprovechar las inercias y poner a Tenerife donde se merece.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine