Azul y blanco

Acirón Royo

20.12.2015 | 23:57

C atedrático, pero antes maestro; y, por encima de todo, profesor.

Una vez a la semana, como si de la "misa" se tratase, íbamos todos a casa de mis abuelos. Allí nunca faltaba un ejemplar de El Día, que después siempre se aprovechaba para múltiples tareas: se envolvían aguacates, fiambreras, la vajilla fina para evitar golpes o limpiaban cristales. Según llegaba, era habitual encontrar a mi abuelo con periódico en mano y las gafas puestas, que le hacían unos ojos enormes. Entonces, en alto, leía la columna de Liborio. Otras veces era de Anacleto, otras de Honorio... Al final esa familia, imaginada, se convirtió en parte de nuestras vidas.

Más adelante, unas injusticias que quisimos denunciar públicamente, me llevaron, con escrito en mano, a la sede del mismo medio. Corría la primavera de 1996. Según llego, me indican desde la puerta que pregunte, para lograr mi objetivo, por el subdirector: "Acirón, pregunte por él en la segunda planta, al fondo". Allí me dirigí. Entonces me encontré con un señor, que me pareció que imponía, de esos que realmente mandaban; con verdadero poder de decisión. Ese primer encuentro, a la postre, significaría el inicio de una gran, sincera y profunda amistad que ya duraría siempre. Me trató de forma respetuosa: fue franco y aquel escrito, el primero publicado, en "cartas al director" significó el inicio de otros que siguieron y desde 2003 en la opinión de tenerife. Sus consejos, desde su experiencia, siempre fueron sabios. Hemos departido juntos de las miserias y grandezas humanas, de la importancia de la familia, del significado de la palabra lealtad, compromiso y la satisfacción por el trabajo bien hecho. Con él no cabían medias tintas: o se le amaba o lo contrario. Su ministerio está impreso en quienes fuimos sus alumnos y doctorandos. Él nos padeció y nos sufrió, pero nosotros también a él: tal era su nivel de exigencia; pero siempre fue comprensivo si leía sinceridad en la mirada. Ricardo, te quedas con nosotros. Mientras nos esperas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine