A la contra

¡Gracias Canarias!

Más de 60.000 regalos demuestran una vez más la solidaridad de nuestro pueblo

19.12.2015 | 23:15
Imágen de la recogida de juguetes del pasado viernes en el parque García Sanabria de Santa Cruz de Tenerife.

Reconozco que, cuando escribo este artículo, aún sigo sorprendido de lo buena y generosa que es nuestra gente. Lo que sucedió el pasado viernes es la muestra más evidente de que un pueblo que camina unido en la misma dirección puede llegar tan lejos como se proponga.

El 18 de diciembre Tenerife se propuso un reto: #ReyesparaTodos. Al llamamiento de Bomberos de Tenerife y Cruz Roja, nos unimos un buen puñado de medios de comunicación con el fin de lograr ese objetivo. Y vaya que si lo logramos. Más de 60.000 regalos son la prueba fehaciente de la solidaridad de los isleños. Sesenta mil gestos que se traducen en la emoción de otros tantos miles de niños que el día 6 de enero se sorprenderán al descubrir que los Reyes se acordaron de ellos. Y la satisfacción de sus padres, al ver que otros canarios les ayudaron a procurar la felicidad de sus hijos. Igual que la ilusión de miles de mayores acogidos en hogares y centros especiales, a los que en la noche del 24 los miembros de Cruz Roja visitarán para entregarles su regalo de Navidad, demostrándoles así que no nos olvidamos de ellos y que no están solos, que nuestro recuerdo y corazón están con ellos.

Siento orgullo de la Ciudad de Santa Cruz de Tenerife, por su capacidad para hacer que las cosas sucedan. Reconozco que vi emocionado, y me emocioné al verlo, a José Manuel Bermúdez, quien el viernes celebró su día de Reyes y que se batió el cobre como nadie para lograr el reto. Una de las mayores ventajas de Bermúdez es precisamente el buen hacer del equipo que le respalda. Gente leal a sus vecinos.

Durante dos semanas he visto a gente anónima organizarse por una buena causa. He sido testigo del movimiento de pequeños y grandes empresarios para que ningún niño ni ningún mayor se quedara sin su regalo estas navidades. He observado cómo la gente del Carnaval, asociaciones vecinales y agrupaciones folclóricas se coordinaban para alcanzar el reto. Quizá de lo que no seamos conscientes es de que los beneficiarios de este objetivo bueno han hecho mucho más por nosotros que lo que nosotros hemos hecho realmente por ellos. Ellos han sido el pegamento de nuestra unión. Los causantes de esa enorme felicidad que tenemos los canarios al ver que hemos podido ayudar a alguien a quien no podremos cara y al que haremos feliz.

En los días en los que ha elegido para irse mi estimado y querido RicardoAcirón, periodista y auspiciador del buen periodismo en Canarias, no hago más que pensar que la apuesta desde los medios de comunicación por las buenas causas merecen bien la pena a esta profesión. Si un periódico, una radio o una televisión respaldan a la sociedad a la que informa, ésta responde leyendo, escuchando o viendo sus informaciones. Y eso es lo que nos mueve a los que nos dedicamos a la información. Lamento, junto a la redacción de la opinión de tenerife, la perdida de Acirón, pero celebro sus hechos, sus enseñanzas y sus esfuerzos por procurar una sociedad mejor a través de la comunicación.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Así que agarrándome a ese dicho, comparto las imágenes en este A La Contra que tomaron los reporteros gráficos de este periódico, que seguramente expresarán mejor que yo el milagro que la sociedad canaria ha logrado con #ReyesparaTodos. He dicho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine