Artículos de historia

El centenario de un hospital y José García Estrada

05.12.2015 | 00:31

E n la obra Los Realejos, un siglo en imágenes, el investigador Álvaro Hernández Díaz realiza una introducción en la que ofrece diferentes datos que permiten obtener una aproximación al devenir histórico del núcleo realejero a lo largo del siglo XX, destacando la inauguración de un hospital en Los Realejos en 1915. Con la finalidad de ampliar y recordar tal efeméride, nos remitimos a las actas de la sesión del Ayuntamiento del Realejos Alto con fecha de 30 de noviembre de 1902, en la que se vio la instancia presentada por un joven licenciado en Medicina y Cirugía llamado José García Estrada (1871-1945), tras la renuncia emitida del que hasta entonces había sido médico titular del pueblo, aceptando la comisión autorizar su nombramiento. En 1915, el mencionado médico tendría una participación destacada a partir de la autorización del Gobierno Civil al Ayuntamiento del Realejo Bajo para la creación de un hospital civil o casa de socorro. Múltiples peticiones se habían generado a favor de la construcción de un espacio de tales características, siendo representativa la reclamación del regidor síndico en sesión del 31 de enero de 1915, justificando la necesidad de construir un espacio de tales características ante la dispersión geográfica de los diferentes núcleos del municipio y los efectos negativos que sobre la población generaba tal circunstancia. La propuesta sería acordada por unanimidad por parte de los miembros de la corporación.

En la sesión del día 4 de abril de 1915 del Ayuntamiento del Realejo Alto, siendo alcalde Domingo Pérez Reyes, se dio cuenta del oficio del Gobernador Civil concediendo autorización para la creación de tal infraestructura sanitaria con fecha de 29 de marzo de 1915, tal y como señala Álvaro Hernández Díaz en la obra anteriormente mencionada. Por parte de la Corporación se procedería a la fijación del personal y todos aquellos elementos necesarios para el funcionamiento del referido establecimiento sanitario.

En consecuencia, enterado de todo ello el Cabildo Municipal y previa discusión sobre tal asunto, se acordó, por unanimidad, ubicar el referido hospital civil o casa de Socorro en el núcleo de San Agustín, determinándose establecer de forma inicial tan solo cinco camas. En sus inicios, el personal estaría compuesto por una enfermera y un practicante. Además, sería importante destacar la asistencia gratuita que el facultativo de la localidad pasaría a comprometerse a prestar para todos los enfermos que ingresaran en el establecimiento, exponiendo la posibilidad de aumentar el número de enfermeras o sirvientas atendiendo a las necesidades que fueran surgiendo. Se nombra provisionalmente administrador a Pedro Rodríguez González, alcalde (de barrio) del expresado lugar, bajo la dirección del alcalde-presidente y de la comisión de beneficencia respectiva de acuerdo con el médico titular. Asimismo, se acepta el donativo de madera y algunos muebles por parte de Manuel García Estrada y otros vecinos de la población. Finalmente, la generosidad del pueblo quedaría reflejada a través de la donación de 1250 pesetas destinadas a contribuir al mantenimiento del hospital.

En definitiva, nuestro artículo ha pretendido servir como recuerdo a los cien años de la inauguración de una infraestructura sanitaria de notable importancia en el núcleo de Los Realejos a inicios del siglo XX; y, por otra parte, rendir homenaje a su fundador, José García Estrada. A setenta años de su muerte, su recuerdo aún continúa presente en todos aquellos que le conocieron o han oído hablar de su vida y obra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine