Tribuna abierta

Personas, no números

16.11.2015 | 01:19

C uando decidí entrar en política lo hice básicamente por dos razones: porque quería luchar por un mundo mejor y más justo, y porque quería hacerlo empezando por mi tierra, Canarias, y por mi isla, La Gomera. El compromiso tiene que ver con la colisión entre los dos grandes bloques en los que está dividido el Archipiélago desde la creación de la autonomía.

Uno es el de los que creen que gobernar consiste en aplicar las matemáticas a la política y a la gestión pública. Esos que cuando hablan del sistema electoral canario dicen "un hombre un voto", y que cuando se refieren al reparto de la riqueza afirman que hay que dividir el dinero entre el número de habitantes de Canarias, para que a cada ciudadano le toque lo mismo.

Sin embargo, hablamos de personas, no de números. En Canarias, con más razón dada la fragmentación de nuestro territorio, la política no puede abordarse con una calculadora en mano como si de matemáticas se tratara, salvo que lo que en realidad busquemos sea despoblar las islas no capitalinas e incluso concentrar la población de todos los pueblos y todos los barrios en las áreas metropolitanas de los grandes territorios.

La filosofía de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) es justo la contraria. Lo que hace el político que cree en la justicia social es tratar desigualmente a los desiguales y ayudar a los más desfavorecidos, aunque eso no entre en la tabla de multiplicar insularista. En ASG no logramos entender cómo se puede hacer políticas para el desarrollo que destinen la mayor parte de sus recursos a los más desarrollados.
¿No se deberían destinar las políticas para el desarrollo a los menos desarrollados, a los que están más atrasados? Todo lo contrario es lo que está pasando en Canarias y un claro ejemplo se expuso esta semana en el Parlamento regional, donde ASG demostró que se está haciendo un esfuerzo para desarrollar el comercio donde más desarrollado está, o lo que es lo mismo, se echa agua en los pozos que ya están llenos y se deja secos los que están vacíos.

De los 32 millones de euros que se han invertido en Zonas Comerciales Abiertas, a La Gomera sólo le ha correspondido poco más de 400.000 euros, a los que se ha sumado la colaboración del Cabildo para hacer posible la realización de proyectos en San Sebastián y Valle Gran Rey. Hay que seguir avanzando. En consecuencia, el Gobierno autonómico y las administraciones insulares sumamos para la elaboración de un plan director. Se deben desarrollar ahora los planes de zona y proyectos específicos para La Gomera y para todas las islas, no sólo para las capitalinas.

Lamentablemente, el reparto que hasta ahora se ha hecho de los fondos destinados a Zonas Comerciales Abiertas es el hijo legítimo de los criterios que siempre se han seguido para gobernar Canarias. Más para los que son más. Más para los que más tienen y, desgraciadamente, así ha sucedido también en educación, en sanidad, en empleo, en infraestructuras€ Pocas veces se han tenido en cuenta los sobrecostes de la doble insularidad.

ASG defiende otra idea de Canarias; defendemos una comunidad donde los que menos tienen reciban más. Defendemos la justicia distributiva para lograr el equilibrio y la igualad de todos los canarios. Los recursos públicos no se pueden distribuir por la regla numérica de los habitantes, sino en base al criterio social de las necesidades, así lo ha defendido ASG en el reparto de los fondos del Impuesto de Tráfico de Empresas (ITE) y lo defendemos también en relación a los presupuestos autonómicos.

Mantener la distribución de recursos que se ha venido realizando hasta ahora, y en la que se prima el criterio demográfico que tanto defienden algunas formaciones políticas, equivaldría a seguir perpetuando una política que favorece la desigualdad y que aumenta la brecha del desarrollo entre los que menos tienen y los que viven mejor.

La realidad que sufren no sólo La Gomera, sino también La Palma, El Hierro, Lanzarote y Fuerteventura lleva a ASG a defender un estatuto jurídico específico para las islas no capitalinas. Confiamos en que el actual Gobierno regional sea capaz de favorecer a los más desfavorecidos, para intentar establecer una comunidad de islas con las mismas condiciones y calidad de vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine