Tribuna abierta

Las Escuelas Pías de Santa Cruz de Tenerife en 1965

14.11.2015 | 00:26

E n 1940, se inició la andadura de las Escuelas Pías de Santa Cruz de Tenerife en el espacio que anteriormente ocupara el Gran Hotel Quisiana. Para analizar tal suceso y con la finalidad de remontarnos a una fecha significativa para todas aquellas personas relacionadas con tal institución educativa, procedemos a analizar un artículo publicado en el desaparecido periódico La Tarde bajo el título Las Bodas de Plata de las Escuelas Pías, comentando, brevemente, los actos desarrollados a finales del mes de noviembre de 1965. En ese contexto, llegaría a tener una gran importancia el recuerdo a aquellos sacerdotes escolapios, profesores, alumnos y demás familiares fallecidos desde la inauguración del centro educativo a través de la celebración de un funeral en la capilla del colegio. A lo largo de una semana se organizaron toda una serie de iniciativas que acabarían derivando en diversos eventos culturales tras el pregón emitido a través de la emisora de Radio Juventud a cargo del antiguo alumno José Manuel Lorenzo y Ruiz. En ese sentido, el lunes 22 de noviembre se desarollaría el Triduo en honor de San José de Calasanz. La ceremonia estaría a cargo del reverendo Clemente Pérez González, párroco de Regla y antiguo alumno. Al día siguiente continuaría el Triduo, a cargo del reverendo P. Eguiraun, S.J, mientras que durante el miércoles se encargaría de pronunciar una oración sagrada el fundador de las Escuelas Pías de Tenerife, el Reverendo P. Andrés Moreno Gilabert. Asimismo, durante ese día, en la Plaza de Toros de la capital tinerfeña, diversos alumnos participaron en un festival con diversas pruebas relacionadas con la gimnasia. Dentro del conjunto de los actos culturales, tendría especial importancia un evento en el Teatro Guimerá a través del reparto de premios a los alumnos de Segunda Enseñanza, en un marco caracterizado por una entretenida velada académico-musical. Un día después, en el mismo espacio y a la misma hora, se procedería a repartir los premios entre los alumnos de Primaria. Asimismo, destacó el acto desarrollado en el Instituto Tomás Cerviá de Fisiología y Patología Regional de Tenerife, donde se llegaría a desarrollar una sesión extraordinaria por parte de los médicos antiguos alumnos.

Actuando casi como colofón a las actividades creadas en tan especial efeméride, se oficiaría en la Capilla de las Escuelas Pías una celebración religiosa por parte del muy Rvdo. Provincial, mientras que durante la tarde se procedería a la clausura de la Semana de las Bodas de Plata. Durante la noche, diversas personas fueron deleitadas con una cena en el Hotel Mencey, asistiendo autoridades destacadas del momento, miembros de la comunidad de padres escolapios, antiguos alumnos y diversos familiares. Finalmente, durante el sábado, se realizaría en el Teatro Guimerá la imposición de medallas conmemorativas a las siete primeras promociones del colegio.

En el año 2015, setenta y cinco años después de los inicios en el espacio del antiguo Gran Hotel Quisiana, las Escuelas Pías de Santa Cruz de Tenerife continúan marcando y definiendo su huella en el panorama de la cultura canaria, bajo un sello de reconocido prestigio que ha convivido con la sociedad isleña durante varias décadas. Una efeméride para recordar y continuar apostando por un modelo educativo que a través de nuestro pequeño artículo ha pretendido recordar los actos desarrollados por tal institución para la conmemoración de sus Bodas de Plata en Santa Cruz de Tenerife cincuenta años atrás.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine