Crónicas de la Revo-ilusión

El siglo de las máquinas

14.10.2015 | 02:00

L as máquinas no se hacen preguntas s obre sí mismas y avanzan. Los organismos cibernéticos calculan probabilidades y resuelven complejas ecuaciones. Desconocen el amor y la amistad. Para los androides, los sentimientos humanos son cargas inútiles, que impiden tomar las decisiones correctas. Los autómatas definen la conciencia como un residuo arcaico de la antigua filosofía. La inteligencia artificial elimina de la memoria las manifestaciones artísticas, descartando el valor histórico de la literatura, poesía o pintura, y el de todas aquellas habilidades que no demuestren utilidad práctica.

En el mundo automatizado, las acciones que realizan los individuos tienen un valor objetivo en función de su rentabilidad económica. La reflexión es considerada una pérdida cuantificada de tiempo, y se registra en el listado de actividades inútiles en términos de producción. El sistema de asignación directa, identifica los perfiles digitales de los sujetos y actualiza los salarios según su capacidad operativa. El ciclo vital de los productores-consumidores se establece de acuerdo a los parámetros de eficiencia.

El órgano supremo de información y seguridad, vigila las ideas y comentarios que van en contra de las leyes sobre la circulación restringida de pensamiento crítico. Cualquier intento de sabotaje intelectual, se clasificará y será juzgado atendiendo a su nivel de gravedad. Los inspectores robotizados son instruidos para perseguir el libre albedrío, con facultad para detener y encarcelar a los incumplidores del orden global establecido.

La educación superior se compone de tres áreas fundamentales: Desarrollo de operaciones y almacenamiento de datos, Aplicaciones de la nanotecnología y Ciencias de la Eliminación Selectiva.

Los seres vivos se dividen en tres categorías: Secuenciadores, Distribuidores y Reproductores. Cada espécimen es adiestrado en la tarea específica que le corresponde. Quedan prohibidas las actitudes de protesta y la utilización de instrumentos musicales, así como cualquier expresión alusiva a lenguas olvidadas.

En el nuevo siglo, la técnica gana y el conocimiento muere. La era de las máquinas que evolucionan y siguen sin ir al teatro.

rafadorta.blogspot.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine